Sobre la posibilidad de una teoría crítica

György Márkus

La teoría no puede construir su propio sujeto, sólo puede evocarlo. No sólo está fuera de su alcance garantizar el éxito de un diálogo práctico con sus pretendidos sujetos, sino que tampoco puede presumir que contiene los resultados esperados de este proceso de autoeducación comunicativa. La teoría crítica puede abrir, volver imaginable, un futuro alternativo, tratando así de dar voz a la miseria muda del presente y de transformar tal miseria o frustración en aspiraciones radicales conscientes. Pero las necesidades y las aspiraciones cambian en el proceso mismo de su realización y en un diálogo auténtico, ninguno de los interlocutores sigue siendo lo que era. La pretensión de validez de la teoría es ante todo práctica, una apuesta a la continuidad y a la fecundidad del diálogo, del “proceso de aprendizaje” (como Bildung) y no a la inmutabilidad de una ‘doctrina verdadera’.

Leer más

També som al riu

Pau Llonch

Té sentit que l’esquerra disputi ideològicament aquelles idees que estan tan allunyades del sentir majoritari que generen rebuig? És més pertinent abandonar posicions teòriques inapel·lables a canvi de propostes fàcilment assimilables per la majoria? Hi ha un camí del mig que no passa per una cosa ni per l’altra i que potser tampoc passa exclusivament pel discurs? Són preguntes que, en totes i cadascuna de les posicions que mantenim, sempre hem hagut de fer-nos.

Leer más

"República no es objeto, institución, sino gente, y gente que obra en comunidad"

Alexandre Carrodeguas

Pocos días antes de las elecciones del 26J, entrevistamos a Joaquín Miras, una referencia del marxismo en España. Su mirada sobre la política se basa en la participación permanente y creativa del conjunto de la las mayorías sociales.

Leer más

Construir hegemonía en serio o volver a la insignificancia.

Carlos M. Gutiérrez

El único camino que se nos presenta es el que pasa por ser pacientes y empezar a trabajar con un proyecto estratégico de futuro, un proyecto que no se vea marcado por el cortoplacismo electoral. Construir hegemonía en serio quiere decir comprender que es necesario abordar un proyecto cultural, muy a largo plazo, en el que seamos capaces de demostrar que es posible vivir de un modo distinto al modo capitalista, fomentando la primacía de lo colectivo sobre el individualismo que nos han inculcado, demostrando que es posible que el pueblo recupere su soberanía y pueda gobernarse a sí mismo.

Leer más

Gramsci y el legado de la “filosofía de la praxis”

Fabio Frosini

El pensamiento de Gramsci extrae de la unidad entre teoría y práctica su originalidad, su unicidad; en el hecho de colocarse exactamente en la intersección de filosofía y política, haciendo de esta unificación para la cual el marxismo surgió y que identifica su naturaleza más profunda. Elaboró la noción de traducibilidad de los lenguajes, el instrumento lógico que permite entender la específica posición de la teoría y la práctica en su reflejarse recíproco la una en la otra (el valor práctico de la teoría y el teórico de la práctica). El conjunto de estas dos tesis –unidad de teoría y práctica y traducibilidad de los lenguajes– constituye su marxismo. Pero no solo eso. Es la intervención más aguda que el mismo marxismo haya producido para estar a la altura de su propia tarea, si esta debe ser la transformación global del mundo.

Leer más

La utopía de don Quijote

Adolfo Sánchez Vázquez

La utopía se hace necesaria cuando no se acepta lo que es y, por tanto, se hace necesario trascenderlo. Al poner en cuestión lo real (la sociedad, el poder, sus valores e instituciones) y abrir un espacio ideal, irreal o futuro, la utopía es subversiva. Subvierte lo real y abre una ventana a lo posible. Sólo quien se adapta a lo existente como un límite insalvable, y se siente satisfecho dentro de sus límites, puede renunciar a los sueños, aspiraciones o proyectos de subvertir y transformar -aunque sea imaginariamente- lo real; es decir, a la utopía.

Leer más

Con Gramsci, más allá de Marx y más allá de Gramsci

Domenico Losurdo

 

Con Gramsci estamos frente a la presencia de un autor y de un dirigente político que ha vivido la tragedia de la derrota del movimiento obrero y de la victoria del fascismo y, justamente por ello, se ha visto obligado a abandonar la esperanza de una rápida y definitiva palingénesis revolucionaria, para profundizar a su vez el análisis del carácter complejo y contradictorio del proceso de transformación política y social.

Leer más

Notas sobre la actualidad de Lukács

Miguel Vedda

 

Es de lamentar que el diálogo entre la obra del viejo Lukács y estos movimientos revolucionarios se encuentre todavía en un estado embrionario. No estoy en condiciones de asegurar que el pensamiento y la figura de Lukács lleguen a tener efectivamente un ascendiente fuerte y sostenido en las luchas en busca de una democracia socialista concebida como “sociedad del amor” (Lukács) y como fundación de una comunidad auténticamente humana; de lo que estoy convencido es de que la posibilidad de poner al autor de la Ontología o Democratización hoy y mañana en relación con los movimientos populares representa uno de los desafíos más importantes que tenemos por delante quienes hemos asumido, desde Latinoamérica, la tarea de repensar entusiasta, pero también críticamente, la obra de György Lukács.

Leer más