Rusia: riesgos y agravios

Ahora que la Rusia de Putin aparece en la cima de la recuperación de su poder y prestigio internacional con el éxito alcanzado por su intervención en Siria (hecho que explica la intensa campaña contra el dirigente ruso cuyo histérico apogeo se vive estos días), es el momento de recordar los grandes riesgos que comporta el más que legítimo desafío ruso a Occidente y la fragilidad interna del régimen del Presidente Putin.

Leer más

Lo de Siria es “sencillísimo”, o bien…”demasiado complicado”

Cuando se habla de Siria suelen haber dos versiones. O bien es “sencillísimo” y estamos muy bien informados. Entonces, tenemos que creer a los medios cuando nos dicen: “Estados Unidos quiere llevar la democracia a Siria” ¿De verdad? ¿Será con la ayuda de Arabia Saudí y de Qatar? ¿Te cabe alguna duda, lector? Existe una segunda versión: “Estados Unidos nos protege contra las armas de destrucción masiva” ¿De verdad? ¿A pesar de ser el país que más las ha usado? Armas nucleares sobre Hiroshima, napalm en Corea, en Camboya y en Vietnam, armas biológicas contra Cuba, uranio empobrecido, minas antipersonas y bombas de fragmentación por casi todas partes. Y no hablemos de las doscientas cabezas nucleares entregadas a Israel.

Leer más

Libia, sepultada en el crimen y el silencio

No sabemos cuántas personas han muerto en Libia hoy a consecuencia de la brutal intervención de la OTAN en 2011. Algunas fuentes hablan de unos treinta mil muertos; otras, aumentan esa cifra. Por su parte, la Cruz Roja calcula unos ciento veinte mil muertos, pero no hay duda de que esa guerra que inició la OTAN ha destruido el país y arrojado a sus seis millones de habitantes a una pesadilla siniestra.

Leer más

1+12 razones de la guerra contra Siria

La destrucción de Siria, el miembro del “Eje del mal”, fue planeada en 2003, una vez que la OTAN desmantelaba Irak, Irán y Libia. El motivo, obviamente, no era acabar con otro de los “regímenes patrocinadores del terrorismo” teniendo en cuenta que Pakistán o Arabia Saudi no estaban en aquella lista de George Bush, que en realidad perseguía otros objetivos.

Leer más

Siria: Propaganda, peligros y responsabilidades

Lo que se está preparando en Mosul, el bombardeo con aviación y artillería de una gran ciudad llena de civiles no es muy diferente de Alepo. En ambos casos los asediados parapetados en medio de la población civil son los que mataron a los periodistas de Charlie Hebdo y estrellaron aviones en Nueva York (vinculados Al Qaeda) y ametrallaron las terrazas de París (vinculados al Estado Islámico). La diferencia está en quienes bombardean: la artillería contra Mosul es francesa, no de Assad, y la aviación fundamentalmente de Estados Unidos, no de Rusia. Solo el trabajo y el dinero de una poderosa máquina de tergiversación propagandística impide que toda esta loca carrera belicista en la que los nuestros tienen la mayor responsabilidad, sea un obvio y manifiesto escándalo para la opinión pública occidental.

 

Leer más

Los Clinton son como una asociación mafiosa más que hacía una campaña presidencial

Ayer una persona, parce que un terrorista, trató de entrar a la embajada de Ecuador en Londres, donde está asilado Julian Assange el titular de WikiLeaks, y él acusa del intento de asesinato a un agente de (Hillary) Clinton. Dice que lo quiere eliminar porque tiene más documentación para revelar sobre las mentiras y falsificaciones de Hillary en el período de cuando era Canciller.

Leer más

La clase obrera inglesa le ha asestado un golpe a la oligarquía global

El Brexit, como explica este artículo, se puede y debe analizar desde otras claves como el gravísimo deterioro social y la pérdida por la clase obrera de derechos sociales y laborales como consecuencia de las políticas de ajuste neoliberal impulsadas tanto por conservadores como laboristas y patrocinadas por la UE, y por lo tanto como las condiciones sociales y económicas que impulsan el Brexit han sido generadas por las políticas procíclicas de la propia UE.

Leer más

28 matices sobre el ‘mea culpa’ de Obama

Cinco años después de la matanza de miles de libios, de la huida de unos 3 millones de paisanos hacia otros lugares, el naufragio de cientos de vidas en Lampedusa, y la condena al resto de los 6 millones de habitantes a vivir en la pobreza y el hambre; de repente, el presidente Obama se acuerda del país de los libus: “mi peor error en Política Exterior fue no prever las consecuencias de la intervención en Libia”, afirma, por la división del país entre varias bandas terroristas y clanes mafiosos, en el que fue uno de los estados más desarrollados de África.

Leer más