Entrevista a Clara Valverde, presidenta de la Liga del Síndrome de Fatiga Crónica

Salvador López Arnal

Escritora, activista poliédrica e incansable, Clara Valverde es presidenta de la Liga del Síndrome de Fatiga Crónica y activa, dentro de sus limitaciones, en el 15M en el Grup de Treball de Defensa de la Sanitat Pública AcampadaBCN. Fue profesora de enfermería hasta que su enfermedad se lo impidió.

Ella y su apellido son netamente consistentes con la belleza y justicia de las causas defendidas.

*

SLA: Creo que con fecha 21 de marzo se ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Superior de Catalunya. ¿Es el caso? ¿A quién denunciáis? ¿Quiénes habéis firmado la denuncia?

CV: Sí, así es. Denunciamos las actuaciones de la Generalitat y de la Consellería de Salut y sus responsables que están desmantelando la sanidad pública y privatizándola a través de todo tipo de actuaciones y recortes. Todo esto está creando grandes obstáculos para que la ciudadanía catalana tenga acceso a la atención sanitaria pública. Pedimos a la Fiscalía Superior de Catalunya que investigue todo esto. Los primeros firmantes de la denuncia somos la Liga Síndrome de la Fatiga Crónica, la Associació de veïns de l’Òstia de la Barceloneta y la Plataforma en Defensa de la Barceloneta. Pronto firmarán también otras asociaciones y personas.

SLA: La Liga Síndrome de Fatiga Crónica (LigaSFC) es la primera firmante de la denuncia que se ha presentado. ¿Tenéis un interés especial en la protesta?

CV: Sí, ¡claro! Nosotras, las personas que vivimos con los Síndromes de Sensibilidad Central o SSC, que somos 250.000 en Catalunya, como el Síndrome de la Fatiga Crónica, las Sensibilidades Químicas Múltiples y la Fibromialgia, nosotras venimos del futuro. Quiero decir que el total desamparo y desatención del sistema sanitario con el que vivimos nosotras desde hace 20 años es el ejemplo de lo que está comenzando a pasar a toda la ciudadanía. Nosotras tenemos listas de espera interminables (de 2 años!), no se nos atiende en situaciones de urgencias, no se nos hacen las analíticas ni tratamientos pertinentes y se nos aparca en Atención Primaria sin acceso a los especialistas relevantes. Y esto es aún peor para los niños y adolescentes con SFC, ya que en Catalunya no hay pediatras formados en los SSC. Con lo cual tenemos que acudir a la privada y pagar todos nuestros tratamientos porque no los cubren la Seguridad Social…Mira, lo nuestro no es re-pago…es tri-pago! Yo, para poder estar sentada hablando contigo y hacer lo poco que hago, tengo que pagar unos 6.000 euros al año en tratamientos para mi sistema inmunológico. Toda esta desatención lleva a empeorar nuestra salud, a endeudarnos, a perder la vivienda, al desamparo…Lo que vivimos nosotras es lo que van a vivir todos los catalanes si no conseguimos frenar este robo de la sanidad pública que están llevando a cabo los de CiU. Pero nosotras, las de los SSC no estamos en esto solo para mejorar nuestra situación. Nosotras estamos con todos los que luchan por una sanidad pública, juntos, para todos, para todos ahora y para todos en el futuro. Todas las injusticias que vivimos nosotras nos motivan para estar con todo este gran movimiento que hay ahora en defensa de la sanidad pública.

SLA: ¿Quiénes han elaborado el documento de ¡unas 500 páginas! -unas 70 son el documento principal y las 400 restantes son de pruebas anexas- que habéis presentado? ¿Desde cuándo estáis en ello?

CV: Salvador, como escritor, tú sabes bien que para hacer un buen trabajo de escritura, mejor en grupo reducido. En la investigación han participado ya más gente y, ahora, en la comunicación somos un grupo más amplio, la Plataforma de Afectadas por los Recortes Sanitarios o PARS (con una dirección de correo, rosapars@gmail.com, que es un guiño a la gran activista negra de los derechos civiles de los años 1950 en el sur de los EEUU, Rosa Parks). La escritura de este megadocumento comenzó hace 6 meses. La PARS y todos los implicados en este gran proyecto somos un alegre revoltijo de gente del 15M, un grupo de trabajo de Democracia Real Ya Baracelona, ciudadanos anónimos, trabajadores sanitarios, desempleados, especialistas en documentación y temas jurídicos, y asociaciones comunitarias.

SLA: Según tengo entendido es una denuncia por lo penal. ¿Por qué?

CV: Es una denuncia por lo penal porque esto que está ocurriendo es un crimen, ¿no crees, Salvador? El artículo 542 del Código Penal dice que es un delito cuando un funcionario público, a sabiendas, impide a una persona el ejercicio de los derechos cívicos reconocidos por la Constitución y otras leyes. Y el tener a gente en lista de espera meses para, por ejemplo, hacerse quimioterapia, es quitarle su derecho de acceso a la atención sanitaria. Y ¿quién impide a esa persona acceder a su quimioterapia? Pues los que están haciendo estas políticas y recortes. Ellos son los culpables.

SLA: ¿Qué denunciáis? ¿Los recortes en sanidad? ¿Comportamientos pocos recomendables? Se habla de un derecho constitucional que se está privando a la ciudadanía catalana.

CV: Denunciamos todo lo que se ha podido investigar por el equipo de redacción e investigación, al que hay que felicitar. Hay una total opacidad en esta administración y el obtener toda esta información no ha sido una tarea fácil. Denunciamos el uso de “la crisis” para llevar a cabo políticas que favorecen la sanidad privada. Denunciamos los recortes brutales en prestaciones, personal e infrastructuras, el cierre de CAPs, urgencias y camas, la disminución de intervenciones quirúrgicas en el 2011, la pérdida de la calidad y continuidad asistencial, el aumento del retraso en hacer diagnósticos, el colapso en los centros sanitarios, el que se esté dando el alta del hospital a enfermos que no están en condiciones para volver a casa, el empeoramiento del servicio telefónico de urgencias, el enorme aumento en las listas de espera y la manipulación que se está haciendo con esas listas para que parezcan más cortas. Asimismo denunciamos las posibles incompatibilidades de los altos cargos que tienen también negocios en la sanidad privada. Y mucho más! 500 páginas dan para mucho…

SLA: ¿Puede una decisión política como la que ha tomado y sigue tomando el gobierno Mas ser denunciada por lo penal?

CV: Claro, porque el resultado de esas decisiones políticas pueden constituir un delito según el Artículo 542 del Código Penal.

SLA: ¿Pueden adherirse a vuestra denuncia, o apoyar de algún modo, los ciudadanos y ciudadanas interesados?

CV: Sí, claro. Esa es la idea. La gente, individuos o grupos, que quieran añadir su firma a esta denuncia lo pueden hacer bajando un formulario de nuestro bloghttp://afectadasporlosrecortessanitarios.wordpress.com/ en el que se explica todo esto. Se baja uno el formulario y lo lleva a la Fiscalía Superior de Catalunya, que está en la calle Pau Claris 160 de Barcelona. Pero en el blog se explica todo y cualquier duda, se nos remite al correo que está ahí.

SLA: Habláis de los “gravísimos hechos que están ocurriendo en la sanidad pública catalana”. ¿Qué gravísimos hechos son esos? Puedes darnos algún ejemplo.

CV: ¡Es que hay tantos! El tener que esperar años para una operación de cadera, el tener que esperar meses para empezar la quimioterapia, el que te manden del hospital a casa cuando no estás aún en condiciones, el que las urgencias nocturnas en tu pueblo estén cerradas, el que el teléfono de urgencias tarde hasta 45 minutos en responderte…imagínate que estás teniendo un infarto! Y luego está el daño a largo plazo. Sabemos por otros países que, cuando se privatiza la sanidad pública, la esperanza de vida se reduce. Mira Rusia: en 10 años de privatización de la sanidad pública, la esperanza de vida ha bajado 10 años.

SLA: ¿Qué os parece el nuevo impuesto sobre recetas sanitarias que se va imponer a partir de junio de este año si no ando errado?

CV: Pues que es un robo. Ya pagamos impuestos. Si el médico piensa que el paciente necesita tomar una medicación, ¿qué sentido tiene hacer que el paciente pague un impuesto “disuasorio”? Si tiene que tomar la medicación, la tiene que tomar. Si no, que no se la receten. Este repago aumentará las desigualdades, obviamente. Yo no sé como una persona anciana con diabetes y una pensión de 400 euros va a poder seguir su tratamiento.

SLA: Se están hablando estos días de las listas de espera en Catalunya. ¿Cuál es la situación real desde vuestro punto de vista?

CV: Es alarmante. Se barajan cifras como que en el último año han subido un 43%. Son las peores cifras desde que hay registros en el 2003. Y Boi Ruiz dice que es porque la población ha envejecido. ¿En un año? Pero lo peor, en mi opinión, es que esta administración está haciendo una “nueva gestión” de las listas de espera. Están manipulando el tema para que se retrase y condicione, no solo la intervención para la cual se está esperando, también se está retrasando la entrada en la lista de espera. Este es un tema clave porque si se tiene servicios sanitarios pero no se puede acceder a ellos en un plazo razonable, es como si no existieran esos servicios, ¿no?

SLA: El Conseller de Salud, el señor Boi Ruiz, el antiguo presidente en jefe de las mutuas privadas sanitarias, aseguró hace meses que la salud no es un derecho. ¿No lo es en vuestra opinión?

CV: ¡Para Ruiz solo es un derecho en una mutua! Los neoliberales como el Sr. Ruiz, odian la democracia, odian el que los ciudadanos tengan derechos. Pero la salud es un derecho y no solo para los ricos.

SLA: ¿Se está privatizando, con nocturnidad y alevosía, la sanidad catalana “sobre todo en los últimos meses”? ¿Por qué?

CV: Los de CiU y sus amigos emprendedores quieren hacer negocio con nuestra salud lo antes posible. Quieren convertir lo público en privado lo más rápido posible. Así piensan que la ciudadanía no tendrá tiempo para reaccionar. Pero se equivocan. Estamos reaccionando.

SLA: Refuta este argumento (que desde luego no hago mío): las cosas están mal, el gasto público se ha excedido, los impuestos no se pueden tocar, hay que disminuir como sea los gastos públicos. Toca hacerlo en sanidad como urge hacerlo en cualquier otro ámbito. Todos tenemos que esforzarnos y con ilusión además. Saldremos adelante con el esfuerzo de todos y todas.

CV: El lenguaje…¡qué gran tema! Estas son las palabras y frases que los neoliberales utilizan para intentar camelarnos. Dice David Harvey que el lenguaje es el arma más útil para el neoliberalismo. Salvador, seguro que recuerdas ese poema de Mario Benedetti que dice: “No me gaste las palabras/ No cambie el significado/ Mire que lo que yo quiero /Lo tengo bastante claro”. Permíteme que coja esas frases y que las libere: “Las cosas están muy bien para los ricos. El gasto público en sanidad en Catalunya es uno de los más pequeños de Europa. A los ricos no les interesa tocar los impuestos porque no quieren pagar lo que deberían. Prats, Ruiz and company quieren reducir la calidad de la sanidad pública para que todos nos compremos seguros privados y utilicemos su sanidad privada, la suya y de sus amigos. Toca subir los impuestos de los ricos e invertir más en sanidad. Nosotros ya nos hemos esforzado y la única ilusión que nos queda para salir adelante es la revolución”.

SLA: Antes de los últimos recortes, ¿qué opinión te merecía la sanidad pública catalana y española?

CV: Había cosas muy buenas y otras a mejorar. Lo mejor es que es un sistema universal, público y accesible para todos con excepciones como la nuestra, la de los enfermos de SSC. También los profesionales sanitarios son excelentes, pero, sobre todo, en enfermería, las condiciones de trabajo son nefastas y esto es algo que había que mejorar. También había y hay que invertir en prevención mucho más: colonoscopias, más citologías, etc. Pero lo peor del sistema es que no estaba ni está protegido por leyes que garanticen que no pueda ser mercantilizado.

SLA: La situación actual ¿afecta también a la sanidad privada? ¿Por qué es tan importante en Catalunya?

CV: En Catalunya aún hay la cultura de “la mutua”. Es, en el imaginario, una distinción para decir “aún hay clases”. Es un símbolo, creo yo. Salvador, ¿sabes de lo que me enteré el otro día? Pues que el número de personas que tiene seguro privado de salud en Catalunya es el mismo que votó a CiU. Interesante, ¿no? Ahora que el negocio del ladrillo ya no va tan bien, el gran negocio es la salud. Es un negocio seguro.

SLA: ¿Quieres añadir algo más?

CV: Sí, que tenemos que parar esta locura que está llevando a cabo este gobierno. Hay que dejar de pensar que otros lo harán por nosotros. Si no lo hacemos tú y yo y todos, vamos a perder nuestro derecho a la salud. Lo más peligroso, en mi opinión, del discurso neoliberal que a veces se cree la gente, es el de “estas son medidas extraordinarias para tiempos excepcionales”, que son solo unos añitos. Eso no es verdad. Esto va a ser para siempre si no lo paramos. Los dueños de las mutuas y negocios sanitarios no van a querer ganar menos dinero. Van a querer siempre más. Tenemos que seguir el gran ejemplo de los vecinos que están ocupando sus CAPs para que no los cierren, de los trabajadores sanitarios que están alzando sus voces en protesta y muchos perdiendo su empleo por hacerlo, de todos los que están luchando para defender los servicios públicos. Ahora nos estamos jugando el futuro y, ¿qué diremos a nuestros nietos?, ¿que estábamos demasiado cansados y desanimados para salir a la calle a defender estos bienes comunes y que por eso ellos ya no los tendrán?

Gracias, Salvador, por esta oportunidad de compartir esto contigo.

SLA: Muchas gracias a ti y ¡viva la huelga general del 29-M!

CV: La del 29-M y todo lo que tiene que venir a continuación. Hay que resistir y plantar cara.

Salvador López Arnal es nieto de José Arnal Cerezuelo, un “delincuente” reo de rebelión militar, cenetista aragonés asesinado en Barcelona en mayo de 1939 por un pelotón de la Benemérita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *