Solidaridad con el Sindicato de los Obreros del Campo/ Sindicato Andaluz de Trabajadores.

Queridos compañeros:

La burguesía, los terratenientes, el neoliberalismo, y sus fieles políticos, les persiguen por ‘bandoleros’, ‘ladrones’, ‘subversivos’, ‘terroristas’… Así llamaban en Francia a los que tomaron las armas contra los nazis para liberar el país, entre los cuales muchos republicanos españoles exiliados….Hoy día son esos ‘guerrilleros’ que figuran en los monumentos, en los libros de historia, en el panteón nacional, y a sus perseguidores se les considera como ‘vendepatrias’, ‘traidores’, ‘colaboracionistas’…

Tarde o temprano la historia pone las cosas en su sitio y los ‘criminalizados’ de hoy se vuelven ‘héroes’ para las generaciones venideras. Así seréis mañana, referentes, ejemplos de ética y justicia verdadera, de bien común.

Por haber ocupado pacíficamente tierras improductivas de grandes terratenientes, una de ellas del Ministerio de Defensa (Las Turquillas), y socializado unos cuantos alimentos en dos supermercados, para denunciar el hambre de miles de familia andaluzas, les amenazan con
penas de cárcel, con multas enormes, sin fundamento…

¿Quiénes son esos: ‘les’? Los mismos, los de hoy y de ayer, los que prefirieron sumir a España en un río de sangre en vez de aceptar las limitadas reformas de la República, los que condenaron a miles de padres, de mujeres, de niños, al exilio, esa forma de invisibilidad, de negación, de muerte lenta y sumamente dolorosa,.

Cuando la República en 1931 ganó las elecciones había dos millones de jornaleros sin tierra; ESCLAVIZADOS, condenados a la miseria, al paro… Nada ha cambiado en lo fundamental,
o muy poco. Un dos por ciento de terratenientes (incluso Ministerios) poseen más del 50% de la tierra cultivable en Andalucía, y la malgastan. Eso se sabe en Francia y en muchos países.

No puede haber libertad auténtica, igualdad, sin reforma agraria, sin que se repartan los panes,
como rezan los Evangelios… Compañeros Juan Manuel, Diego, y demás militantes el SOC-SAT, les persiguen por continuar una lucha de muchos años, por querer concretar los sueños de millones de parias: la tierra tiene que ser de todos y para todos; cada cual tiene que comer para poder vivir. Son derechos universales.

Compañeros, os habéis ‘alzado’, a mucha honra, como imprescindibles y generosos rebeldes. La Declaración de Derechos humanos de la ONU de 1948, reconoce el derecho a la rebeldía
y a desobedecer cuando las circunstancias lo exigen; así lo hicieron Mandela, Gandhi, Che, Chávez, De Gaulle… Las formas de lucha pacíficas que habéis utilizado pueden parecer ‘ilegales’ en una óptica burguesa, pero son totalmente legítimas en una situación donde crecen
disparatadamente las desigualdades, el desempleo, y donde ‘la troïka europea’ desangra a España.

Ilegales pues son los sacrificios exigidos siempre a ‘los de abajo’, los chanchullos, los escándalos, el enriquecimiento ilícito de unos cuantos, los inhumanos ‘recortes’ para
la salud, la enseñanza, el robo del dinero público organizado por un puñado de delincuentes con corbata, la corrupción generalizada… En todas esas ilegalidades (esas si que lo son) están metidos hasta las cachas muchos dirigentes el PP y del PSOE, así como la supuestamente ‘inmaculada y modélica’ Casa Real.

Compañeros, ‘sois un ‘mal ejemplo’ para el sistema, para ‘el mercado’, para don Dinero, para los ricos, pero un buen ejemplo, un estímulo, una referencia, para todos los que
luchan creyendo en un mundo más humano, más justo, más solidario. Y ¡es posible conseguirlo!

Desde Francia, nos sentimos todos ‘Gordillos’ y ‘Cañameros’. Deseamos que la Justicia andaluza se honre al no condenarles… Condenarles sería una injusticia más, y la denunciaríamos en Francia.

Resistir es vencer no se cansaban de repetir los Republicanos, los antifranquistas. Así tiene que ser.

Abrazo solidario desde Francia.

Jean Ortiz, profesor de Universidad (Francia)

Jean Fabbri, profesor de Universidad (Francia)

Xavier Lambert, profesor de Universidad (Francia)

Jean Claude Garric, profesor de Universidad (Francia)

Marielle Nicolas, profesor de Universidad (Francia)

Francis Desvois ,profesor de Universidad, (Francia)

Corinne Ferrero, profesor de Universidad (Francia)

Carole Hoffman , profesor de Universidad (Francia)

Para firmar: dirigirse a jEAN.ORTIZ@UNIV-PAU.FR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *