Declive del latifundismo en Tamil Nadu (India)

J. Jeyarajan

Fuente: Frontline   (31/8/2018)

En agosto de 2018 falleció uno de los grandes patriarcas de la política india, Muthuvel Karunanidhi. Era el líder indiscutible de uno de los dos grandes partidos dravídicos que han dominado el estado de Tamil Nadu desde los años 60, el DMK. Le sucedió en la dirección del partido su hijo M.K. Stalin. Una de las grandes divisiones en India la marca la separación entre la India del norte, con lenguas en general procedentes del sánscrito, y la India del sur, donde se hablan lenguas dravídicas: kannada, malalayam, telugu, tamil… La diferencia no es solo lingüística, pues en el sur se ha identificado el intento de imponer el hindi como un símbolo del dominio brahmán. Los orígenes modernos del movimiento dravídico arrancan con el Partido de la Justicia, entre los años 20 y 40, dirigido en su última etapa por el gran ideólogo del movimiento, E. V. Ramasamy, más conocido como Periyar. El partido, enfrentado con el gandhismo y el Congreso en general, destacaba por una clara política anti-brahmánica. Periyar había creado el Movimiento por el Autorespeto, intentando que los dravídicos se enorgulleciesen de su pasado. Abogaba por el racionalismo cuando no directamente por el ateísmo, por la desaparición de la sociedad de castas y por la igualdad de derechos de las mujeres. A partir de 1944 decidió cambiar el nombre del partido para pasar a denominarse Dravidar Kazhagam (Asociación o Federación Dravídica). En 1949 alguno de sus seguidores más destacados, como CN Annadurai, decidieron separarse para crear una nueva organización: el Dravidar Munnetrar Kazhagam (Asocación Dravídica Progresista). Las causas de la disputa fueron varias: desde el matrimonio de Periyar con una seguidora mucho más joven (70 él, 32 ella) a la que pretendía nombrar heredera política, hasta las diferencias sobre la necesidad o no de crear un estado tamil o dravídico o seguir en la futura Unión India. Además, Periyar no era partidario de presentarse a elecciones.

En 1967 se producen graves incidentes por la pretensión del gobierno de la Unión de hacer el hindi lengua obligatoria en todos los estados. A partir de ese momento en las elecciones en Tamil Nadu no ha vuelto a ganar ningún partido que no sea dravídico. Annadurai ganó las elecciones en 1967 encabezando el primer gobierno del DMK. Muere dos años más tarde y es sucedido por el personaje que nos ocupa, Karunanidhi, que ha dirigido el partido hasta su muerte. Ha sido también Ministro Principal hasta en 5 ocasiones. Probablemente si no fueron más se debió a la ruptura que se produjo en el seno del DMK que llevó a la creación del segundo gran partido dravídico actualmente en el gobierno, el All India Anna Dravida Munnetra Kazhagam (AIADMK). Su principal dirigente, M. G. Ramachandran (MGR), fue Ministro Principal entre 1977 y 1987. Tras su muerte comenzaron las típicas disputas políticas por la herencia entre su mujer y Jayalalithaa, quien acabó triunfando y ha sido Ministra Principal en seis ocasiones. De hecho, murió en el puesto hace ahora un par de años. Sus sucesores, en un partido que como casi todos en la India es un profundo pozo de corrupción, empezaron una nueva pelea por los despojos que casi ha llevado a la división del partido. Aún así, han recompuesto lo mínimo como para seguir gobernando.

Una característica curiosa de la política tamil es su vinculación con el cine: todos los Ministros Principales han estado relacionados con él. Tanto Annadurai como especialmente Karunanidhi fueron guionistas que utilizaron el cine para la difusión de la ideología dravídica. MGR fue una de las mayores estrellas del cine tamil y su sucesora, Jayalalithaa, también había sido una conocidísma actriz. Por cierto, para un movimiento con un origen directamente antibrahmán, Jayalalithaa es de esta casta.

Un número de agosto de 2018 de la revista Frontline fue un monográfico dedicado a la figura de Karunanidhi. Reproducimos a continuación uno de los artículos, el dedicado a uno de los aspectos más interesantes de su política, la reforma agraria.

 

A pesar de haber aparecido como un estado modelo en los últimos años, se ha criticado a menudo a Tamil Nadu por la pobre implementación de sus reformas agrarias. Aunque se han aprobado muchas leyes, la literatura existente sobre estas medidas subraya repetidamente los enormes vacíos legales y la pobre implementación de las disposiciones de estas leyes.

En este contexto, uno presupondría por tanto que el latifundismo habría prosperado en su forma anterior con altos niveles de arrendamiento y altas rentas, particularmente en áreas como la región del delta del Cauvery, conocida por la alta incidencia de arrendamientos. Sin embargo, el latifundismo ha disminuido en el delta en general y las condiciones de arrendamiento se han relajado enormemente. La relación de poder entre el terrateniente y el arrendatario se ha invertido completamente, con el arrendatario disfrutando de ciertos poderes para negociar compensaciones por el abandono del derecho a cultivar. Las movilizaciones del Partido Comunista de India (CPI) unido y del movimiento dravídico, el Dravidar Kazhagam en particular, han sido fundamentales para la creación de una cultura de acción colectiva y resistencia ante el poder terrateniente. Más tarde, la llegada al poder del Dravida Munnetra Kazhagam (DMK) en 1967 creó las condiciones para consolidar el poder de los arrendatarios de casta baja que se beneficiaron tanto de un conjunto de iniciativas estatales lanzadas por el DMK como de la cultura de acción colectiva contra los terratenientes brahmanes.

Image result for cauvery delta mapEl delta del Cauvevry ha desarrollado elaboradas relaciones agrarias a lo largo de mucho tiempo dado que se trata de uno de los deltas más antiguos. Otra característica notable del delta era la predominancia del latifundio brahmán, especialmente en su parte alta. La distribución de la tierra en el delta era muy desigual, con grandes fincas poseídas por familias, y templos y mutts [monasterios] dueños grandes extensiones de tierra. Aparte del cultivo directo de su tierra, los terratenientes alquilaban sus tierras a los arrendatarios. Los acuerdos de arrendamientos de tierra junto con las relaciones pannaiyal [servidor permanente en tierras del latifundista] definieron las relaciones agrarias del sistema de producción del delta del Cauvery. Los sistemas de tenencia de tierras incluían tanto contratos de renta fija (kuthagai) como el sistema de aparcería (varam). Kathleen Gough (1981:47) descubrió en 1952 que el arrendatario en una aldea del oeste del delta podía conseguir solo de un 7 a 10 por ciento del producto como parte neta tras cubrir los gastos.

En respuesta a estas distribución desigual y relaciones de tierra explotadoras, el CPI formó el Tamil Nadu Vivasayigal Sangam en el distrito de Thanjavur en 1943. El apoyo inicial al CPI vino de parte de los trabajadores intocables en la costa del delta, especialmente de los taluks [unidad administrativa territorial india] Mannargudi y Thiruthuraipoondi del distrito, donde se organizaron ante las demandas de salarios más altos y protección de los derechos de los arrendatarios. Las agitaciones comunistas fueron la fuerza principal que impulsó al gobierno para instituir el Acuerdo de Mayuram en 1948 y la Ley de Protección de Arrendatarios y Pannaiyals de Thanjavur en 1952 (Gough, 1981: 149-150). A medida que la lucha entre terratenientes, arrendatarios y trabajadores se intensificaba, el estado tácitamente apoyaba a los terratenientes. Usaba su policía y jueces para endilgar numerosos casos falsos contra los líderes y miembros activos del Vivasayigal Sangam (Menon, 1979:63). A pesar de que el Partido del Congreso presentó numerosas resoluciones en apoyo de los arrendatarios y los trabajadores agrícolas en diversos foros, ninguna de ellas se llegó a llevar a la práctica. Siguiendo la decisión de abandonar las luchas militantes de los años anteriores y de presentarse a las elecciones generales, con apoyo del Dravidar Kazhagam, el CPI ganó cinco asientos en la Asamblea de Madras [antecesora del actual estado de Tamil Nadu] y en el Lok Sabha [Parlamento central] en Thanjavur de un total de 12 asientos en la Asamblea (Gough, 1981:150).

El papel del Dravidar Kazhagam

El movimiento no-brahmanico pilotado por Periyar E.V. Ramasamy ganó fuerza durante 1920-1945 (Irschick, 1969 y Barnett, 1976). Este movimiento había debilitado el poder de los brahmanes en las aldeas del delta. Con las ganancias conseguidas mediante el sistema de cultivo kuthagai y el capital político proporcionado por la extensión del movimiento no-brahmánico los arrendatarios se volvieron más resueltos.

Ya antes de que el CPI echase raíces en el este de Thanjavur, la opresión basada en la casta de los parayars y los pallars por parte del orden brahmánico fue desafiada por Periyar. La virulenta oposición de Periyar al brahmanismo (que era la plataforma ideológica del latifundismo) atrajo la atención de un gran número de campesinos y trabajadores en el este de Thanjavur. El Dravidar Kazhagam creó el Dravidar Vivasaya Thozhilalar Sangam (DVTS, o Unión Dravídica de Trabajadores Agrícolas) en 1952. La unión tenía como miembros 15.000 trabajadores agrícolas dalits y 5.000 trabajadores de castas atrasadas solo en el área de Nagapattinam (Kasthurirangan, 2013:36). El DVTS luchó por los derechos de los trabajadores dalits y por tanto estaba en conflicto directo con los terratenientes.

Mientras esto llevó a una mayor consolidación del movimiento contra el latifundismo brahmán, la llegada al poder del DMK inclinó decisivamente la lucha en favor de los arrendatarios tanto mediante la aprobación de una serie de leyes como mediante una mayor consolidación del poder político de las castas bajas.

Se aprobaron diversos proyectos legislativos durante el periodo de gobierno del Partido del Congreso, como la Ley de Protección de Arrendatarios y Pannaiyals de Thanjavur, 1952; la Ley de Protección de los Arrendatarios Cultivadores de Tamil Nadu, 1955; y la Ley de Arrendatarios Cutivadores de Tamil Nadu (Pago de una Renta Justa), 1956. Además, la Ley de Reforma de la Tierra de Tamil Nadu (Fijación de un techo de tierra), 1961, no permitía a una familia con cinco miembros poseer más de 30 acres estándar (un acre son 0,4 hectáreas).

El DMK, que conquistó el poder en el estado en 1967, quería construir una base fuerte entre los campesinos y los trabajadores agrícolas en el distrito de Thanjavur, especialmente en el este de Thanjavur. Karunanidhi, quien era natural de la zona central del este de Thanjavur, se convirtió en presidente del DMK y Ministro Principal de Tamil Nadu en 1969. Hizo un esfuerzo consciente por penetrar en los baluartes del CPI en el distrito para afianzar su partido entre los campesinos y los trabajadores agrícolas. Aparte de promulgar leyes que beneficiasen a los trabajadores agrícolas y a los arrendatarios, comprendió que los dalits eran la clave de este segmento político en el delta. Se aseguró de que el secretario del partido del distrito en el este del delta fuese siempre un dalit. Es evidente que tuvo éxito en sus esfuerzos puesto que se presentó por la circunscripción  de Tiruvarur en las elecciones para la Asamblea en 2016 y ganó con el margen más amplio en el estado. El DMK por tanto combinó el trabajo de partido sobre el terreno que llevó a un mayor empoderamiento y a una cultura de movilización con una política legislativa sobre los intereses de los arrendatarios y los trabajadores agrícolas.

Leyes importantes

Una ley importante promulgada por el gobierno del DMK fue la Ley de Registro de Tierra en Arrendamiento de 1969. Fue un paso importante para fortalecer a los arrendatarios en sus negociaciones con los terratenientes. El gobierno nombró un comité selecto de la Asamblea Legislativa y recabó los puntos de vista de terratenientes y arrendatarios. El proceso de preparación del registro de arrendamientos fue liberalizado. Los funcionarios que lo presidían visitaban las aldeas y celebraban audiencias públicas para registrar los arrendatarios. Los subarrendatarios eran también registrados como arrendatarios. La iniciativa de registrar el derecho a arrendamiento debía originarse en el arrendatario. Hubo una enmienda a la ley en 1972 que autorizó al funcionario del registro a realizar investigaciones de motu propio. El número de tribunales de cuentas fue aumentado de dos a cinco. La legislación de 1972 anuló todos los atrasos de rentas debidas hasta el 30 de junio de 1971. En 1973, el gobierno del DMK introdujo una ley que daba al arrendatario el derecho a comprar toda o parte de la tierra, siempre que no superasen los 5 acres estándar. Simultáneamente, el terrateniente podía recuperar para autocultivo la mitad de su tierra arrendada siempre que no superase los cinco acres estándar. La ley también tenía disposiciones para el pago a plazos y fijaba el precio basado en una renta justa.

Un aspecto importante de la ley fue que no insistía en ninguna prueba documental por parte del arrendatario sobre el acuerdo de arrendamiento para conferir el derecho de arrendamiento al arrendatario. Las investigaciones locales, las pruebas orales y las declaraciones por parte de los cultivadores vecinos eran prueba suficiente para incluir un nombre de arrendatario en el registro de arrendatarios. Los sindicatos de izquierda imprimieron miles de impresos de solicitud necesarios y los distribuyeron entre los campesinos arrendatarios en el distrito. Este esfuerzo dio como resultado el registro de más de cien mil campesinos como arrendatarios registrados bajo esta ley (Veeraiyan, 2011:15). Cerca de quinientos mil arrendatarios y aproximadamente setecientos mil acres de tierra están registrados en el distrito de Thanjavur bajo esta ley (Sivaprakasam, 2009:73)

La Ley de Reforma de la Tierra fue enmendada en 1970 y eso bajo el techo de 30 acres estándar a 15 acres estándar. La tasa de compensación por el excedente de tierra también se redujo drásticamente (Gough, 1989:24). Las enmiendas a la Ley de Arrendamiento en 1979 redujeron aún más la renta a un 25 por ciento y los protegió frente al deshaucio aunque no pudiesen pagar la deuda en caso de calamidades naturales. Otra pieza legislativa importante que dio enorme fuerza a los arrendatarios y a los trabajadores agrícolas fue la Ley de Concesión de Propiedad de Fincas Ocupadas, 1971. A cualquiera que viviese en una finca ocupada perteneciente a otra persona o en una tierra perteneciente al gobierno hasta el 19 de junio de 1971, se le concedía la propiedad de manera absolutamente libre de cualquier carga. Esta importante legislación liberaba a los sin tierra del control de los terratenientes. El siguiente año, en 1972, el gobierno de Tamil Nadu aprobó otra pieza legislativa que perdonaba todos los atrasos de renta de los arrendatarios.

Otras tres importantes piezas legislativas fueron aprobadas en la Asamblea pero no consiguieron el placet presidencial. Una ley daba al arrendatario el derecho a comprar la tierra alquilada pagando 12 veces la renta justa al propietario, pago que se podía hacer a plazos. Si el arrendatario pagaba al contado, era suficiente que pagase el 75 por ciento del precio de compra como recompensa. La mayor parte de los mutts religiosos se opusieron a esta legislación y presentaron su caso al gobierno de la Unión y al Presidente. La ley nunca fue devuelta al estado y por tanto la legislación nunca vio la luz del día. Otras dos leyes que intentaban declarar nulas transacciones inmediatamente anteriores a la aprobación de la legislación tampoco vieron la luz del día desde Rashtrapati Bhavan [residencia oficial del Presidente de la Unión India].

Así, el ascenso del DMK al poder llevó a mejoras e innovaciones en leyes que empoderaron a los arrendatarios y trabajadores agrícolas de manera importante. El registro del arrendamiento, el perdón de la renta, más tribunales de cuentas, provisiones para la compra de tierra arrendada y la concesión de títulos de propiedad sobre fincas ocupadas mejoraron mucho la posición negociadora de los arrendatarios.

Cambios en las relaciones de poder en las aldeas

El sindicato ligado al Dravidar Kazhagam fue muy fuerte en el este de Thanjavur en un momento dado. A continuación, la mayor parte de sus miembros derivaron hacia sindicatos de izquierda. El DMK se encontraba en su infancia en ese momento. Sin embargo, el DMK consiguió una enorme implantación muy rápidamente y creció con fuerza en otras partes del estado, incluyendo el oeste del delta. A partir de 1962, la mayor parte de las circunscripciones en el oeste del delta enviaron candidatos del DMK a la Asamblea. Sin embargo, le llevó algún tiempo al partido extenderse en las zonas interiores del este del delta. Muy pronto, mediante una combinación de intervenciones políticas y agudeza organizativa, extendió sus alas sobre el este del delta. Para empezar, consiguió cuadros procedentes de la organización materna Dravidar Kazhagam. A continuación, rompió los baluartes del CPI y del CPI(M). Dos destacados diputados estatales del CPI se unieron al DMK a mediados de los setenta. Esta caza furtiva por parte del DMK siguió sin cesar en los niveles inferiores. Cuando se formó el All India Anna Dravida Munnetra Kazhagam (AIADMK), también empezó a ganar fuerza en el delta, pero no tanta como el DMK. El DMK, que se presentó solo en las elecciones a la Asamblea en 1977, consiguió el segundo mayor número de asientos del distrito de Thanjavur, solo similar a los resultados de la ciudad de Chennai. El delta siguió dando continuamente diputados estatales al DMK en todas las elecciones posteriores excepto durante olas como las elecciones de 1991 a la Asamblea inmediatamente después del asesinato de Rajiv Gandhi. No obstante, el AIADMK también empezó a ganar fuerza en los distritos del delta y, ahora mismo, tanto el DMK como el AIADMK se embolsan todos los asientos a la Asamblea entre los dos.

El arrendamiento contemporáneo en el delta del Cauvery

La característica más destacada del arrendamiento hoy en el delta si lo comparamos con el pasado es el completo declive del dominio brahmán en la mayor parte de las aldeas. Los brahmanes han perdido sus tierras ya sea mediante venta o mediante apropiación por arrendatarios de castas bajas.

Existe un consenso generalizado entre los encuestados entrevistados sobre el latifundismo en Thanjavur. Todos ellos opinaban que el latifundismo era una reliquia del pasado y que los comunistas y los partidos dravídicos habian luchado con éxito contra él. Los propietarios “benami” [testaferros] a quienes se les confió la tierra temiendo las leyes de techos de tierra, rechazaron devolver la tierra y por tanto muchos terratenientes perdieron aún más tierra. La mayor parte de las familias terratenientes experimentaron la emigración de su siguiente generación a trabajos urbanos. Todos estos factores se combinaron y dieron como resultado el declive del latifundismo en general en el distrito de Thanjavur.

Aparte de los terratenientes individuales, los mutts y los templos religiosos poseían grantes extensiones de tierra y todas estas tierras eran necesariamente cultivadas por arrendatarios. Anteriormente, los mutts y los templos eran tan opresores como los terratenientes individuales. A medida que los terratenientes perdían un poder considerable debido a las leyes, la política y los cambios sociales, el estatus de todas estas instituciones respecto a los acuerdos de arrendamiento también se debilitaron considerablemente.

Los templos y los mutts poseen grandes extensiones de tierra y están exentos de la legislación de reforma de la tierra. Sin embargo, la Ley de Protección de Arrendamientos protege a los arrendantarios de la tierra poseída por templos y mutts. En el curso de las entrevistas con arrendatarios, surgió la siguiente narrativa.

Uthirapathy, que pertenece a la comunidad mutharaiyar (una Casta Muy Atrasada), cultiva 1,5 acres de tierra que posee un templo. Es un arrendatario de cuarta generación. Anteriormente, la renta de la tierra eran 11 sacos de arroz por acre por año. Ha estado pagando esta renta al templo durante los últimos 11 años. La tierra solo es apta para un cultivo al año puesto que no tiene agua subterránea. El agua canalizada está disponible solo cinco meses al año y por tanto solo se puede cultivar una vez al año. Solo pudo registrar la tierra según la Ley de Arrendamiento durante el periodo de funcionarios especiales. Los kallars, que son la clase atrasada dominante en la región y en la aldea, son nombrados normalmente administradores de este templo. Ellos no hubieran permitido el registro del arrendamiento durante su ejercicio. Los kallars, como administradores, fuerzan a los arrendatarios de otras castas a pagar la renta con regularidad pero no pueden forzar a otros kallars a pagarla. En la aldea vecina, este templo posee más de 70 acres de tierra. Los kallars de esa aldea son los arrendatarios y ninguno de ellos paga ninguna renta al templo y los administradores kallar del templo nunca intentan recaudar las rentas. Los administradores ni siquiera siguen el curso legal para recaudar la renta, ni podrían recuperar la tierra.

Dado que la tierra está registrada en el Registro de Derechos de Arrendamiento, Uthirapathy dice que puede intercambiar la tierra, hipotecarla o incluso venderla a precios de mercado. El registro seguirá a su nombre. El comprador puede disfrutar de la tierra pero no tiene el derecho de alienación. Generalmente, el desahucio de un arrendatario de las tierras de un templo es casi imposible. Hay varias disposiciones legales para proteger al arrendatario y la ley proporciona multitud de oportunidades. Esta es la razón por la cual los atrasos de rentas a templos, mutts y otras entidades de este tipo ascienden a varias decenas de millones de rupias en el estado. Aunque consigan un veredicto favorable, el desahucio de un arrendatario es imposible y encontrar otro arrendatario es incluso más difícil. La razón es que existe un consenso social sobre el derecho del arrendatario sobre sus derechos de cultivo. Este consenso es omnipresente.

¿Qué es lo que dio poder a los arrendatarios? Ocurrió por el Uzhavadai Paathiyam (derecho a cultivar) del arrendatario. La ley protege al arrendatario del desahucio bajo circunstancias normales. Sin embargo, se ha desarrollado una convención en todo el delta según la cual el arrendatario tiene el derecho a cultivar. El derecho es incondicional. Si el arrendatario tiene que abandonar este derecho, se le debe una compensación. La compensación mínima es un tercio de la tierra que el arrendatario ha estado cultivando.

Esta convención constituye la base de mediación en las disputas entre el terrateniente y el arrendatario. Si el terrateniente es poderoso, puede reclamar dos tercios de la tierra abandonando sus derechos de propiedad sobre un tercio de la tierra. La parte del arrendatario es inversamente proporcional al poder del terrateniente. En el escenario de un caso extremo, el arrendatario no dará un céntimo de tierra si el terrateniente no es un residente y no tiene ningún poder de casta dentro de la aldea. Así, la casta y el poder del arrendatario y del terrateniente definen el resultado de la negociación. Los arrendatarios registrados difícilmente abandonan sin compensación. Los arrendatarios no registrados tienen el mismo derecho por convención, y esta convención está bastante generalizada. Así, mientras la ley protegía solo contra el desahucio de arrendatarios, la convención otorgaba compensación al arrendatario.

El poder político del que disfrutan las castas atrasadas y la nueva autoconfianza de los dalit se han combinado para estabilizar el derecho de facto de los arrendatarios. Como resultado, la renta ha caído abruptamente con el tiempo. El no pagar la renta durante un largo periodo de tiempo no podía ser penalizado en la mayor parte de los casos. La incapacidad para hacer cumplir las resoluciones judiciales, que son muy difíciles de conseguir, han envalentonado a los arrendatarios. No es sorprendente, por tanto, que un líder del ala campesina del CPI(M) del estado opinase que el arrendamiento es un tema muerto en el delta. Ningún arrendatario del distrito plantea ya el problema de la protección de arrendamientos en los foros del partido.

De esta forma, una combinación de factores históricos, políticos y sociales han llevado al declive del latifundismo en el delta y el arrendamiento ha dejado de ser un tema de interés. Cómo funciona esta combinación en la práctica es importante para comprender los resultados de estos procesos macro.

Un estudio a nivel micro

Para un estudio a nivel micro hemos seleccionado VP, una aldea en el oeste del delta, una región que los estudios existentes indican que tenía un predominio de brahmanes como terratenientes. Las tierras de la aldea de VP estaban completemante poseídas por brahmanes y la aldea tenía una población brahmán considerable que sigue estando implicada en la agricultura. Es importante destacar que el arrendamiento se había transformado predominantemente en cultivo de tierras propias por parte de las castas bajas, reemplazando el cultivo de arrendamiento a terratenientes brahmanes.

VP está en la ribera norte del río Cauvery. La aldea limita con el Cauvery en el sur y el río Kollidam en el norte. Brahmanes smartha eran los propietarios dominantes y vivían en una zona de vivienda exclusiva de dos calles. Los kallars (y Otras Clases Atrasadas) eran sus arrendatarios y sirvientes de granja. Vivían en una calle separada. Los parayars y los pallars (ambos Castas Registradas) eran los sirvientes de granja permanentes de los terratenientes. Había unos cuantos carpinteros y herreros sirviendo a la aldea aparte de otras castas de servicio. Todos los artesanos de la aldea y los hombres de la casta de servicio recibían el pago en grano durante la cosecha por sus servicios.

La emigración por motivos laborales entre los brahmanes aumentó a partir de 1960 cuando el movimiento anti-brahmán ganó una fuerza enorme y con el ascenso del DMK al poder. Los kallars y los pallars ganaron autoconfianza. Los pallars empezaron a presentarse a las elecciones locales y los brahmanes de VP fueron abiertamente desafiados por primera vez. A finales de los 60, un pallar se presentó a las elecciones de panchayat de aldea [elecciones locales] y ganó, derrotando a un terrateniente brahmán. El terrateniente brahmán tenía grandes extensiones de tierra en la aldea así como fuera de ella y todos sus hermanos estaban en Chennai o en Delhi y tenían conexiones con jueces, legisladores, ministerios y demás. La elección al panchayat local señaló claramente el cambio de poder. Las elecciones a la Asamblea de 1967 fueron ganadas por un maestro de escuela local y un kallar que había sido nominado por el DMK. Una persona con recursos humildes podía ganar contra un ricachón por primera vez. Varios diputados estatales del DMK tenían los mismos orígenes humildes. Propietarios de teterías, mecánicos de bicicletas, barberos, carpinteros y muchos otros fueron elegidos. Por primera vez, el poder político fue de la élite a los oprimidos. Los kallar han acabado ocupando asientos en la Asamblea así como presidencias de uniones de panchayats. Los kallar han llegado a ser secretarios de distrito del DMK, el AIADMK, el Congreso y otros partidos. De esta forma, una red kallar llegó al poder en todas las esferas públicas a finales de los 60 y este dominio sigue hasta hoy.

En cambio, los pallar no consiguieron este poder político. Pero, como casta militante, pudieron liberarse del dominio de los brahmanes fácilmente y surgir como grupo económico y social independiente en la aldea. Las leyes introducidas por el nuevo gobierno del DMK protegieron también a los arrendatarios del desahucio y dieron la completa propiedad de las fincas ocupadas. Los cimientos materiales del orden social basados en la posesión y control de la tierra por parte de los brahmanes se vieron sacudidos. Como minoría numérica y sin su posición dominante socialmente aprobada, su poder disminuyó.

En este proceso, hubo un cambio enorme en los patrones de posesión de la tierra y un análisis detallado de la transferencia de tierras muestra que la tierra fue adquirida en VP por kallars y SC [Castas Registradas] procedente de brahmanes iyer entre 1967 y 2014. Los datos de transferencia de tierra se pueden clasificar grosso modo en (a) ventas en el mercado de tierras, y (b) ventas de tierras que estaban alquiladas a arrendatarios.

Cuando el equipo de investigación analizó el número de escrituras de venta ejecutadas, descubrió que alrededor del 70 por ciento de las transacciones fueron transacciones realizadas a través del mercado. El 30 por ciento restante fueron transacciones entre los terratenientes y los arrendatarios. Cuando desagregamos estas transferencias por casta, el 45 por ciento de las transacciones efectuadas por iyers fueron entre terratenientes y sus arrendatarios. Puedieron gestionar solo el 55 por ciento de las transacciones bajo condiciones de mercado. Sin embargo, entre los kallars y los SC, las transacciones de mercado fueron mucho mayores, con un 91 y un 83 por ciento respectivamente. Hasta las transacciones de arrendamiento efectuadas por ellos fueron acuerdos de liquidación en los que habrían recibido compensaciones en metálico por parte de terratenientes iyer. Un número insignificante de propietarios de tierras kallars y SC y otras castas habían puesto en alquiler su tierra. Así, se puede deducir con bastante seguridad que todas las transferencias de arrendamientos en VP fueron de iyers a no iyers.

Las leyes aprobadas per se no fueron efectivas para resolver los problemas agrarios. Muchos estudios a nivel micro y macro han señalado las numerosas deficiencias de las leyes. No obstante, se ha desarrollado un derecho de compensación reconocido socialmente de facto y ha sido ampliamente reconocido y practicado.

Lo que una disposición de iure no podía hacer, se ha conseguido haciendo evolucionar una norma de facto mediante un proceso social y político. Y M. Karunanidhi fue fundamental para que se diesen estos cambios socio-económicos.

J. Jeyaranjan es economista y director del Institute of Development Alternatives, Chennai.

Referencias

-Barnett, M.R. 1975. “Cultural Nationalist Electoral Politics in the Indian States” in Myron Weiner and John Osgood Field (ed.) Party Systems and Cleavages. New Delhi: Manohar Books.

-Barnett, M.R. 1976. Politics of Cultural Nationalism in South India. Princeton: Princeton University Press.

-Bouton, Marshall M. 1985. Agrarian Radicalism in South India. Princeton: Princeton University Press.

-Gough, K. 1981. Rural Society in Southeast India. Cambridge: Cambridge University Press.

-Gough, K. 1989. Rural Change in Southeast India, 1950s to 1980s. Madras: Oxford University Press.

-Irschick, Eugene F. 1969. Politics and Cultural Conflict in South India. The Non-Brahmin Movement and Tamil Separatism, 1916-29. Berkeley: University of California Press.

-Kasthurirangan. 2013. Ninaivugalum nigazhvugalum. Kumbakonam: Revolt Press (en Tamil).

-Menon, S. 1979. “Responses to Class and Caste Oppression in Thanjavur District, 1940-52”, Social Scientist, Vol. 7, No.s 6, 7 and 10.

-Sivaprakasam, V. 2009. Temple Lands and the Agrarian Reforms in Tamilnadu during the Dravidian Rule. University of Madras.

-Veeraiyan, G. 2011. Sengodiyudan oru Neenda Payanam, Chennai: Bharathi Puthagalayam (en Tamil).

Introducción y traducción de Carlos Valmaseda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *