Anschluss. La anexión : la unificación de Alemania y el futuro de Europa – Vladimiro Giacché

Descarga (PDF)

Premisa
La historia de la unificación de Alemania entró en el imaginario colectivo mediante las imágenes de dos noches. La primera es la del 9 de noviembre de 1989, en la que cae el muro de Berlín. La segunda, la del 1 de julio de 1990, cuando -al filo de la medianoche- multitudes de ciudadanos de Alemania del Este se precipitan ante los bancos para cambiar sus marcos del Este por los del Oeste. Esta segunda noche la simbolizan las fotos de los alemanes orientales agitando con alegría los marcos del Oeste recién  adquiridos. Y una frase pronunciada por el gran vencedor de aquella jornada, el canciller alemán Kohl: “A nadie le irá peor que antes, a muchos le irá mejor”.
Aquella noche fue, a un mismo tiempo, un punto de llegada y un punto de partida. Fue el punto final de un proceso, iniciado en otoño de 1989, del cual se dijo que “toda la historia alemana no conoció un movimiento de democratización comparable al mismo”. Y fue el inicio de una historia completamente distinta, que marcó el resultado.
La historia contada en este libro la marca ésta segunda noche. Sus antecedentes y -sobre todo- lo que le siguió. Se trata de una historia que en estos años se contó mal, de forma incompleta y frecuentemente de forma tendenciosa. En este libro se ha intentado contarla de la forma más fiel al desarrollo de los hechos. Se ha hecho dando la palabra a los protagonistas de aquellos meses: a los vencedores y a los derrotados. Pero sobre todo contrastando la coherencia de las distintas tesis y los diferentes puntos de vista con la información disponible.
El tema de este libro puede parecer lejano de nuestra realidad y de nuestros problemas. ¿Qué puede haber de interesante en la historia del final de uno de los Países socialistas del centro de Europa, que muchos de nosotros recordamos ya solamente por los éxitos de sus atletas en las Olimpiadas? ¿Qué puede enseñarnos la conquista, por parte de la República Federal de Alemania, de cinco nuevos Länder y la parte oriental de Berlín? La respuesta es que precisamente los dolorosos acontecimientos de la Europa de estos últimos años y de su unión monetaria hacen que la experiencia de aquella unión de hace más de veinte años, de sus éxitos y de sus fracasos, sea de un extremado interés. La unión monetaria y económica europea sería simplemente impensable sin aquella unión realizada en Alemania en 1990. En primer lugar, porque la moneda única europea fue el intento de llevar al concierto europeo a una Alemania que, tras la unificación, había modificado significativamente sus balances y su peso político, destacando respecto a cualquier otro país de la Comunidad Europea. En segundo lugar, porque fue entonces, con aquella unión, cuando se cementó la ideología, el modo de concebir la economía y la sociedad que dirigiría la integración europea. Y no sólo eso: en los formas de gestión de la crisis de la deuda de estos últimos años, junto a los medios que se sugirieron que se adoptaran, la unificación alemana volvió a ser propuesta como modelo para Europa. Por ello es hoy tan importante entender cómo se realizó realmente la unificación de 1990 y cuáles fueron sus efectivos resultados.
Si estas páginas llegaran a comunicar al lector aunque fuera solamente una parte de la sensación de sorpresa y de viaje a lo desconocido que he vivido casi a cada paso de este camino hacia atrás en el tiempo, mi cansancio estará justificado. Ha sido en verdad un viaje extraordinario de descubrimiento, a veces impactante, que ha llevado al que escribe a perder muchas de las propias iniciales convicciones sobre este acontecimiento tan importante para lahistoria de la Europa contemporánea.
***
Mi agradecimiento va dirigido a todos los autores y a los protagonistas de esta historia que he tenido la fortuna de encontrar en éste viaje. Sus nombres se encuentran en las páginas que siguen. Sin embargo, si deseo mencionar al menos a dos. El primero, que conozco sólo a través de sus libros, es al banquero Edgar Most, entonces vicepresidente del Banco Estatal de la RDA, protagonista con posterioridad en su privatización y finalmente alto dirigente del Deutsche Bank. Este libro comenzó realmente a partir de una noticia sorprendente encontrada en sus memorias. El segundo es Hans Modrow, presidente del Consejo de Ministros de la RDA en los meses cruciales que van de noviembre de 1989 a marzo de 1990, con el que tuve el honor y el privilegio de aclarar algunos aspectos esenciales de mi investigación. Le doy las gracias, además, a Petya Garalova, por la búsqueda de los datos esenciales de las economías del Este europeo a partir de 1990, y a Francesco Aliberti y Vicenzo Rizzo por haber creído en éste libro. El agradecimiento más grande va, como es ya costumbre, a Antonella.
***
La documentación empleada está casi en su totalidad en lengua alemana. Todas las citas que se encuentran en el texto han sido traducidas por el autor. Este libro está dedicado a la memoria de Alessandro Mazzone, amigo y maestro.
Vladimiro Giacché
S.Cassiano en Badia, verano de 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *