El partido en la historia del movimiento obrero (I). De Marx a Gramsci

Descarga (PDF)

Nota introductoria a esta selección.
Hace unos meses recibí el encargo de preparar una sesión de formación sobre el partido
comunista del siglo XXI a celebrar en la escuela de formación de la juventud comunista
(CJC), el próximo día 29 de marzo. Inicialmente, decliné la propuesta por dos motivos:
1. Será la lucha de clases lo que decidirá en cada país qué cosa será el partido comunista
en el siglo XXI. Intento siempre mantenerme fiel al criterio marcado por los padres
fundadores en un texto fundador: “Las proposiciones teóricas de los comunistas no
descansan ni mucho menos en las ideas, en los principios forjados o descubiertos por
ningún redentor de la humanidad”1.
2. Aunque yo me hubiera hecho una idea acabada de lo que deba ser el partido
comunista en el presente siglo, me abstendría de ir a predicar esa idea en el seno de
una organización soberana de sus decisiones. Corresponde a los comunistas
organizados decidir qué cosa será su partido en el presente y en el futuro.
En contrapartida, ofrecí exponer una revisión histórica de las ideas que se han formulado en
más 160 años de la historia del movimiento obrero y comunista en Europa. Mi idea era
exponer un recorrido desde Marx hasta Alvaro Cunhal, pasando por Engels, Kautsky, Lenin,
Gramsci y Togliatti. Creo que el conocimiento de la rica experiencia del movimiento
comunista puede ayudar a cualquier a reflexionar sobre la organización en la actualidad. Es
evidente que la reflexión debe partir de nuestra sociedad, de nuestra clase obrera, de nuestra
intervención colectiva en la realidad actual de nuestro país.
El estudio de la historia es un esfuerzo del que no podemos prescindir si queremos evitar
descubrir de nuevo la sopa de ajo, repetir errores ya cometidos o tirar al basurero una
elaboración que, con sus virtudes y defectos permitió obtener grandes victorias a la clase
obrera durante el siglo XX. Como dice Raimon : quien pierde sus orígenes pierde la
identidad.
Los organizadores de la escuela aceptaron esta propuesta. Trabajando en esta revisión me he
dado cuenta de que es imposible y que sería incluso contraproducente abarcar tanto en el
breve tiempo de que dispondremos para debatir. Así que he decidido dividir la exposición en
dos partes. En esta primera, abordaré la elaboración del movimiento en Europa entre el
Manifiesto Comunista y los Cuadernos de la Cárcel de Antonio Gramsci.
Si la sesión interesa, si los asistentes consideran que es útil, ya encontraremos la ocasión para
exponer la ideas de Palmiro Togliatti y de Alvaro Cinhal sobre el partido comunista. Y para
hacer un repaso al conjunto del movimiento en Europa.
Lo que sigue es una selección de textos. Para hacer viable la sesión del día 29 de marzo, solo
he incluido las partes de los textos y aún recortadas, que hablan de la cuestión del partido. Se
señala siempre con (…) el lugar donde se ha producido el recorte. Es aconsejable que
cualquier comunista los lea enteros para no pensar esta cuestión fuera del contexto histórico.
1 Karl Marx y Federico Engels, Manifiesto del partido comunista ( febrero de 1848), véase infra, p. .
4
Las citas fuera de contexto engañan, no sirven. En la sesión del 29 de marzo intentaré
explicar el contexto político y social de estos textos y comprender el recorrido que hacen en
su dinámica histórica. Por el momento advertir que esta selección e, incluso los párrafos
escogidos no es completada y, seguro, adolece de defectos. A pesar del intento de dar una
visión de conjunto, seguro que la selección obedece a una reflexión cuyos méritos se deben a
mi experiencia de trabajo militante durante 30 años en el PSUC y el PCC y, en los últimos 15
años en Espai Marx. Los defectos de la selección sólo pueden ser achacados a mi.
Nota final sobre el idioma. Estando la mayor parte de textos a mi alcance en castellano, he
optado por ese idioma a la hora de hacer este dossier. Si mes es posible pondré a disposición
de los lectores una traducción al catalán.
¡Buena lectura!
Joan Tafalla
Sabadell, 13 marzo 2014.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *