Diccionario Gramsciano (1926-1937) / Guido Liguori, Massimo Modonesi, Pasquale Voza (edts.)

«Entre estos ejercicios, destaca el carácter único y original del Diccionario gramsciano. Una aproximación centrada en las palabras de Gramsci que emprendió la International Gramsci Society Italia, a partir de un primer seminario sobre el léxico gramsciano iniciado en 2000, que desembocó en el monumental diccionario de 660 voces y 920 páginas, publicado en 2009 por la editorial Carocci en Roma.

Entre los criterios que establecieron los coordinadores de la obra, Guido Liguori y Pasquale Voza, figura el de circunscribir la selección de conceptos y voces a la elaboración de Gramsci en el periodo carcelario (1926-1937) y, por lo tanto, únicamente a los Cuadernos y las Cartas. Por otra parte, siguiendo los dictados filológicos en boga, la redacción de las voces fue realizada privilegiando la cita textual, para “sugerir una atención al texto que no siempre se encuentra en la crítica” y la secuencia cronológica que permitiera reconocer la “estrategia del pensamiento y de la escritura de Gramsci” . La escritura de las voces aparece así, a los ojos del lector, lo más limpia posible, solo hilada por una intervención discreta de los autores y sin la interferencia de las referencias a los debates entre las diversas interpretaciones existentes en la literatura sobre los puntos, aspectos o conceptos expuestos.

En el diccionario que aquí presentamos, seleccionamos y tradujimos 100 voces de la versión italiana, 100 palabras fundamentales que constituyen, a nuestro parecer, la columna vertebral del pensamiento gramsciano. La selección se realizó a partir de un criterio convencional, es decir eligiendo aquellos vocablos consabidamente reconocidos como parte substancial del léxico gramsciano y que corresponden a voces que en la versión italiana merecieron un texto “largo” y solo algunas de texto “intermedio” y una “breve”, según la distinción establecida por los coordinadores de la obra original. Se agregó solo una
voz, la de autonomía, que elaboré personalmente. Este agregado, consensuado con Liguori y Voza, quiere subsanar una laguna que señalé hace unos años, en cuanto la noción/condición de autonomía constituye, en el pensamiento de Gramsci, un pasaje fundamental de la lógica de la constitución del sujeto político, a la par y como contrapunto y pasaje entre las de subalternidad y de hegemonía.

La selección de estas 101 palabras de Gramsci recorta y simplifica pero, a mi parecer, no pervierte el sentido del diccionario original sino que opera en la misma lógica, ofreciendo, sin embargo, un recorrido más breve, más compacto y conciso, atreviéndose a proponer una síntesis, queriendo ser más operativo, menos enciclopédico. Se trata de una operación con doble filo porque la obra de Gramsci invita a ser interpretada pero, al mismo tiempo, se resiste a representaciones que puedan ser reduccionistas o pretendan ser definitivas. De por sí la forma diccionario tiende a circunscribir y aislar los conceptos y si a eso
le agregamos un recorte y una delimitación más estrecha, lo que ganamos en síntesis lo perdemos por ensanchar el margen de arbitrariedad.»

(Del Prefacio de la obra)

El original se encuentra gratuitamente en https://unicapress.unica.it/index.php/unicapress/catalog/view/978-88-3312-066-9/50/569-1

Diccionario Gramsciano (1926-1937) (PDF)