La ciencia mal-tratada : crítica a Razón y Revolución de Alan Woods y Ted Grant : las matemáticas – Manuel Martínez Llaneza

Descarga (PDF)

«La Fundación Federico Engels publicó en julio de 1995 el libro ‘’Razón y revolución. Filosofía marxista y ciencia moderna’ traducción de ‘Reason in Revolt- Marxist Philosophy and Modern Science’ de Alan Woods y Ted Grant (AWTD o los autores en adelante) que fue reproducido en 13 cuadernillos en la colección “cuadernos del caum” del Club de Amigos de la Unesco de Madrid en noviembre de 1996, dentro de la Serie Ciencia y Sociedad. Las citas y las referencias de páginas (entre corchetes) aluden a la primera traducción citada.
La obra aborda una amplia serie de temas del pensamiento y la ciencia pretendidamente desde la óptica del materialismo dialéctico elaborado por Marx y Engels, concebido como ‘una manera de entender el mundo’.
Tan interesante empeño se ve lamentablemente frustrado y el resultado es un manual al clásico estilo soviético: por una parte, una exposición esquemática con distinta fortuna de algunos aspectos del pensamiento de Marx y Engels y, por otra, una clara manipulación de elementos de diversas ciencias que ‘prueban’ la corrección de las previsiones de los fundadores del materialismo dialéctico según la personal versión de los autores.
Curiosamente esas pruebas vienen siempre de la mano de los descubrimientos de moda, más en la línea de la propaganda que del análisis. (Recuerdo un folleto soviético de hace unos cuarenta años en que se celebraba la cibernética como el triunfo del pensamiento dialéctico en las matemáticas y la física frente al pensamiento mecanicista, lineal, simplista, etc. que había dominado hasta entonces, lo que auguraba un período de esplendor revolucionario). Se recurre a una gran cantidad de citas vengan o no a cuento, no siempre de autores solventes, que ‘demuestran’ no se sabe qué principios dialécticos, oscuramente evocados, que sirven para explicar lo que alguien ya ha explicado anteriormente o para lamentarse de que los científicos no sean suficientemente dialécticos para haberlo explicado ya todo.
Sostengo que se trata de un libro de interés nulo para cualquier persona con algunos conocimientos científicos y peligroso para el que lo lea sin ellos, y de ninguna manera puede considerarse una aproximación marxista a la ciencia, sino que más bien se sitúa en la corriente irracionalista posmoderna.
Parto de la tesis de que ni la más atenta lectura de Marx permite pronunciarse sobre las matemáticas (u otra rama de la ciencia) a quien las desconoce profundamente. El propio Marx, cuando se dio cuenta de la importancia de la economía, no se dedicó a pontificar sobre las consecuencias que ya conocía, sino que se encerró a estudiarla en serio durante años, escribió infinitas notas, comentarios, cartas y consultas, y sólo llegó a publicar en vida el primer tomo de El Capital. Se podrá estar o no de acuerdo en sus conclusiones, pero no se le puede atribuir frivolidad alguna. En esa seriedad habría que empezar a ser marxista.» (de la Introducción del autor)

Deja una respuesta