Historia de los movimientos nacionalistas – Antoni Rovira i Virgili

Descarga (PDF)

«Uno de los autores más encomiables en el resurgir nacionalista circunscrito a Cataluña fue el ensayista, periodista y activista político Antoni Rovira i Virgili (Tarragona 1882-Perpinyà 1949). Entre su prolija obra hay que destacar Història dels moviments nacionalistes (1912-1914), publicada en tres volúmenes, en donde, de manera extensa y detallada, analizaba el resurgir de los nuevos estados europeos desde la recuperación de un espacio político y social común compartido por la lengua y la “raza”. En 1920 fue traducida al castellano por Francisco Carbonell como Historia de los movimientos nacionalistas y publicada por la editorial Minerva de Barcelona en un solo volumen. En ella, de una forma más narrativa que teórica y más sentimental que científica, Rovira i Virgili repasa todos aquellos territorios europeos que debían despertar su conciencia nacional y rebelarse contra las fuerzas imperialistas que les privaban de sus propias instituciones. Algunos de esos estados lo conseguirían tras la Primera Guerra Mundial (Finlandia, Polonia, Lituania, Eslovaquia, Hungría, Albania, Irlanda); otros continúan con un nacionalismo enfrentado a sus respectivos gobiernos centrales (Ucrania, Flandes); otros han quedado diluidos en diferentes estados (Slevig, Alsacia-Lorena, Bohemia, Trieste, Transilvania, Epiro, Creta, Armenia); y por último, existe otro grupo de territorios que formaron la antigua Yugoslavia y terminaron desmembrándose en las diferentes nacionalidades (Eslovenia, Croacia, Macedonia, Serbia) tras una sangrienta guerra (1991-2000).

Respecto a España los nacionalismos los reduce a dos territorios que tienen personalidad propia por compartir una lengua y una historia propias: Cataluña y el País Vasco (en su propia terminología, Vasconia). Con esta obra Rovira i Virgili pretendía despertar el sentimiento catalán que creía dormido y para ello partía de los escritos de Enric Prat de la Riva (1870-1917). A través de un lenguaje exaltado va desgranando los orígenes catalanes desde la Antigüedad hasta principios del siglo XX. Da una imagen bíblica de pueblo oprimido que terminó sustituyendo las armas por las herramientas de trabajo lo que lo convirtió en pueblo próspero y, por consiguiente, consideraba había llegado el momento de salir de su “cautiverio español” y erigirse como estado.

El libro finaliza con un epílogo en el que explica que solo había incluido a aquellos territorios que creía plenamente nacionalistas, es decir, con una personalidad material y espiritual completas, y que buscaban una reforma constitucional o un estado propio: «por esto no hemos incluido en nuestra obra los movimientos incompletos y rudimentarios, como los de Escocia, Gales, Bretaña, India y Egipto; ni problemas lingüísticos como los de Noruega, África del Sud y Canadá”. Esta última afirmación desconcierta en la actualidad pues Cataluña suele tomar como referentes, para refrendar el suyo propio, los modelos independentistas de Escocia y Quebec (Canadá).» (El libro del mes, Universitat de València)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *