El hombre y la democracia – Georg Lukács

Descarga (PDF)

«A partir de estos ejemplos concretos, siguiendo a Marx, nuestras consideraciones se basan en el hecho de que siendo toda formación económica, ontológicamente algo sujeto a la regularidad y al mismo tiempo a un ser-en-sí-mismo histórico, las formas superestructurales (como en nuestro caso la demo-cracia) conforme a su ser social, no pueden más que estar cons-tituidas en términos analógicos. Por esto, intentaremos aquí considerar la democracia (mejor dicho: la democratización, ya que se trata sobre todo de un proceso y no de un estado) histó-ricamente como fuerza política concreta de la particular forma-ción económica sobre cuya base surge, actúa, se problematiza y desaparece. La ahistoricidad, aquí como en otras partes, crea fetiches que -positiva o negativamente valorados- no ayudan sino que por el contrario oscurecen y enmascaran los movi-mientos sociales concretos (y las leyes que los suscitan).
A propósito de esta cuestión, con frecuencia se habla tam-bién de la democracia como de un estado y se olvida examinar las direcciones del desarrollo real de tal estado, cuando sólo por esta vía será posible tener un cuadro adecuado de sus ca-racterísticas. Para subrayar esto es que preferimos el término «democratización» al de «democracia».» (de la introducción del autor)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *