Acerca de lo difícil que resulta preparar la tierra para la amistad

Joan Tafalla

Conmemorar en las actuales circunstancias el centenario de la revolución rusa de 1917 debiera motivar una re-activación del pensamiento dialéctico y historicista, buscando comprender el conjunto, la globalidad de lo acontecido, el ritmo y la dinámica del desarrollo histórico experimentado durante el siglo pasado. Deberíamos tratar de discernir las luces de las sombras, separar el trigo de la paja. Huir de las liturgias vacías para tratar de asimilar las lecciones de la larga experiencia del movimiento comunista histórico del siglo XX, de sus victorias (extrañas todas ellas) y de sus derrotas (la mayoría de ellas bastante lógicas).

Leer más