Transgénicos ¿Alguien me ha preguntado? La libertad del agricultor, el derecho del consumidor

La falta de claridad sobre los objetivos reales y beneficios de los organismos modificados genéticamente (OMG [En inglés: GMO]) que se están imponiendo de forma antidemocrática plantea la necesidad de exigir una información y unos estudios rigurosos sobre sus posibles efectos, a quién benefician realmente y las estrategias seguidas para la implantación de esta tecnología.

LAS ORGANIZACIONES ABAJO FIRMANTES, QUEREMOS MOSTRAR NUESTRA PROFUNDA PREOCUPACIÓN ANTE LA GRAN RAPIDEZ CON QUE SE ESTÁ IMPLANTANDO DETERMINADOS EXPERIMENTOS BIOTECNOLÓGICOS EN EL SECTOR AGROALIMENTARIO, CONCRETAMENTE SOBRE LA INTRODUCCIÓN DE OGM EN LA AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN HUMANA Y ANIMAL.

Nos encontramos en un momento crítico:

• La UE está reformando el marco normativo relativo a los OMG (con medidas por aprobar sobre trazabilidad y etiquetado, contaminación de las semillas, coexistencia, etc.), en muchos casos de forma muy insatisfactoria desde el punto de vista de la protección del medioambiente, de la salud humana y de la subsistencia de otra forma de agricultura;
• La moratoria europea de facto sobre nuevas autorizaciones de OMG se podría levantar próximamente;
• Las fuertes presiones de EE UU sobre la Unión Europea para que levante dicha moratoria han llevado finalmente a una disputa ante la Organización Mundial del Comercio. EE UU considera que la política de la Unión Europea daña sus intereses económicos e intenta imponer los transgénicos a los consumidores europeos mediante una guerra comercial.
• Los intereses económicos de un puñado de multinacionales y de unos pocos países están primando sobre el principio de precaución (plasmado en el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología) y el derecho de los pueblos y países a elegir libremente su alimentación.

LA UE ESTÁ TODAVÍA A TIEMPO DE EVITAR LA MALA EXPERIENCIA QUE HA SUPUESTO LA INTRODUCCIÓN DE LOS TRANSGÉNICOS EN NORTE AMÉRICA. ESPAÑA SE EQUIVOCA AL PERMITIR QUE SE CULTIVEN OGM SIN NINGÚN CONTROL NI MEDIDA DE PREVENCIÓN.

Por tanto manifestamos que:

1. Actualmente no hay la necesidad de una agricultura basada en este tipo de tecnología. Sus promotores argumentan que los transgénicos presentan muchas ventajas, agronómicas, medioambientales, nutricionales, para la salud, e incluso para resolver el hambre en el mundo. Diez años después de los primeros cultivos transgénicos, estos no han mostrado ventajas frente a las variedades convencionales ni han cumplido ninguna de sus promesas. Por el contrario, cada vez mayores los temores acerca de los riesgos que entrañan.

2. Ante la cantidad de dudas planteadas y comprobando los efectos negativos de los OMG, es una irresponsabilidad asumir los riesgos, algunos irreversibles, de la liberalización y comercialización de cultivos, piensos y alimentos transgénicos. Es absolutamente imprescindible aplicar el “principio de precaución”.

3. España no ha aprendido de las experiencias negativas de la introducción de cultivos transgénicos en otros países y es el único país de la Unión Europea donde se cultivan OMG de manera comercial. La industria biotecnológica se está aprovechando el desconocimiento de los ciudadanos españoles respecto a la presencia de éstos en los campos y en la cadena alimentaria y del apoyo incondicional y sin reservas de nuestro Gobierno para imponernos sus productos.

4. Las administraciones mantienen a la sociedad totalmente al margen. La información, difícilmente disponible, solo permite identificar a las provincias donde se cultivan transgénicos, pero las cifras sobre las superficies sembradas no están claras. Resulta absolutamente imposible encontrar información para la identificación de campos, el tipo de cultivos y el destino de estas producciones en la cadena alimentaria. Los planes de seguimiento que, por ley, deben realizar las empresas vendedoras de semillas modificadas genéticamente y que en teoría evalúan y previenen sus posibles efectos negativos no son de dominio público o por tanto suponemos que prácticamente no se cumplen.

Y entendiendo que:

1. El modelo de producción agraria con cultivos transgénicos es incompatible con modelos como la Agricultura Ecológica. Ya se han producido casos de descalificación de producciones ecológicas a causa de contaminaciones por transgénicos. A largo plazo resultará muy difícil garantizar una agricultura y una alimentación libre de transgénicos.

2. La utilización de cultivos transgénicos atenta contra la agricultura familiar en un medio rural vivo la cual esta comprometida con una producción de alimentos suficientes y de calidad siendo respetuosa con el medio ambiente. Por otro lado, la agricultura industrializada esta imponiendo la dependencia del agricultor respecto a los laboratorios en la adquisición de insumos e impidiendo la libertad de utilización de los recursos y provocando la pérdida de biodiversidad agraria tan necesaria para la Soberanía Alimentaría.

3. Las empresas biotecnológicas patentan las nuevas variedades, y obligan a los agricultores a pagar por su utilización. La libertad tradicional del agricultor para elegir sus semillas o mejorarlas se perderá y por tanto los consumidores también perderán su derecho a elegir libremente. No se puede patentar la vida ni sus componentes biológicos fundamentales.

4. Las consecuencias de la imposición de estos cultivos son más graves aún en los países en vías de desarrollo. El cobro de los royalties en las semillas, la dependencia del paquete biotecnológicos de insumos y la exportación de cosechas transgénicas por medio de la ayuda alimentaria, perjudicarán el necesario desarrollo de la agricultura local y la posibilidad de estos pueblos a garantizar su Soberanía Alimentaria.

5. A los efectos de los OMGs, que aún desconocemos, hay que añadir los problemas legales o responsabilidades que tendrán que afrontar los agricultores ante este tipo de cultivos.

6. El agricultor se encuentra desamparado por las leyes. La legislación tanto europea como la estatal no consigue establecer un marco claro para la prevención y reparación de los daños ambientales sobre la base de la responsabilidad ambiental y aplicar el principio de “quien contamina, paga”.

7. Por este motivo es necesario que el régimen de responsabilidad cubra los daños económicos y a la salud. Las empresas biotecnológicas productoras deben de responder y asumir su plena responsabilidad ambiental por los daños causados por cualquier OMG y no se puede hacer responsables a los agricultores.

8. El problema de la coexistencia entre cultivos transgénicos y no transgénicos se está debatiendo actualmente en la Unión Europea. Pero el planteamiento impulsado por la Comisión Europea es totalmente erróneo: parte de la base de que la contaminación de cultivos, alimentos y piensos será inevitable y que habrá que mantenerla dentro de unos niveles “aceptables”. ¿Dónde queda la libertad del agricultor a producir lo que quiere y la del consumidor a disfrutar de una alimentación libre de transgénicos? ¿Por qué hemos de asumir esta situación simplemente porque unas pocas empresas biotecnológicas hayan declarado que esta tecnológica es la panacea y algunos políticos lo acepten sin más? ¿Alguien nos ha preguntado antes de introducirlos en la cadena alimentaria?

Por tanto pedimos:

La revocación de las autorizaciones de todas las variedades transgénicas que se pueden sembrar actualmente en España ya que las consecuencias económicas, sociales y medioambientales de este tipo de cultivos no han sido evaluadas adecuadamente.

Por todos estos motivos, las organizaciones que formanos parte de Plataforma Rural – sindicatos agrarios, asociaciones ecologistas, de consumidores, de cooperación y desarrollo y otras ligadas al medio rural – hemos decidido comenzar en este momento una campaña de información, sensibilización y denuncia ante el grave problema que supone la introducción de los Organismos Modificados Genéticamente en la agricultura y alimentación.

¿ALGUIEN NOS HA PREGUNTADO?

¿Dónde está la libertad del agricultor y el derecho del consumidor?

Plataforma Rural- Alianzas por un Mundo Rural Vivo
Ecologistas en Acción
COAG- Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos
CECU- Confederación Española de Consumidores y Usuarios
Amigos de la Tierra
SEAE- Sociedad Española de Agricultura Ecológica
Red de Semillas-Resembrando e Intercambiando

http://www.ecologistasenaccion.org/tranxgenia/memo.doc

Artículo incorporado el 4 de Marzo de 2003.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *