Desalojo… ciudadano de la policía

Salvador López Arnal

Varios heridos tras las cargas de los mossos contra los acampados

 

Rebelión

¿Creen en los milagros sociales? ¿Son algo escépticos? Les entiendo muy bien. Yo lo era, yo era un escéptico fuertemente ubicado en la duda e incluso en el principio de incertidumbre social pero, una vez más, la vieja dama marxiana de la práctica política ciudadana, responsable, documentada, activa, nada servil, rebelde, digna, acaba de enviar mi escepticismo al baúl de los recuerdos.

Vídeos y fotos de la #acampadabcn

Vídeo: camiones para desmontar la acampada

Escribo a las 14 horas. La policía catalana, los grises y tristes Mossos d’Esquadra, han hecho de las suyas. Han recorrido a toda velocidad las calles céntricas de la ciudad, han disparado sus juguetes bélicos, han dado golpes a diestro y sobre todo a siniestro pero al final se han ido. SE HAN IDO, las mayúsculas están justificadas en esta ocasión. La plaza es nuestra, nuestra, la plaza de los indignados de nuevo está en nuestros manos, en las manos y en el cerebro de toda la ciudadanía. No ha quedado ni un solo policía, ni uno. Se han dado cuenta un poco tarde pero han metido la pata hasta la yugular.

Por otra parte, según han informado fuentes del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), 14 personas han resultado heridas por la carga policial contra los ‘indignados’. En total, por el momento, han atendido a 43 personas. Entre los heridos hay un Mosso d’Esquadra. Otro de los atendidos habría sido trasladado al Hospital Clínic.

Pero los Mossos se han llevado las 100 mil firmas que los acampados tenían reunidas en apoyo de su acción. Les han robado también los ordenadores.

Vale la pena acudir ahora. Vayamos todos y todas otra vez. No es imposible que puedan volver y hacer de las suyas e incluso con más contundencia. Debemos conseguir las mayores concentraciones populares de los últimos días. Nosotros podemos, ustedes pueden. Es una victoria en toda regla del movimiento por la democracia real.

Déjenme que me ponga tonto y me emocione, es lo mejor que he vivido en muchos años, en muchos y tengo casi seis décadas en mis espaldas. ¿Recuerdan aquel hermoso pensamiento desiderativo concretado en el slogan “El pueblo unido jamás será vencido”? A mi me hace recordar con llanto contenido Chile, Allende, Neruda, la Unidad Popular, el primer sandinismo, la revolución de los claveles… Se ha gritado en la plaza estos días pasados, muchas veces y con fuerza, con convicción. Sonaba a música antigua pero no, no, estábamos equivocados. Es una verdad de ahora y de las buenas, de las que gustaban a Antonio Machado.

PS. Si el conseller de Interior tuviera decencia política, dimitiría. Como la condición es obvio que no se da, no dimitirá. Los condicionales funcionan así. Si el alcalde en funciones tuviera un poco de dignidad, se retiraría a algún monasterio nacional-católico de las proximidades. Como la dignidad política tampoco es lo suyo precisamente, no es probable que lo haya. Sea como sea, bien pensado, ¿a nosotros qué nos importa lo que hagan gentes como Puig, Hereu o sus coleguillas?

Los acampados están llamando a través de las redes sociales a que la gente acuda hasta la plaza. Se está difundiendo una primera convocatoria para las 19 horas de esta tarde en Plaça Catalunya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *