La primera abolición de la esclavitud en América

Joan Tafalla

El precio del café y del azúcar.

La insurrección duró 13 años. Para comprender una lucha tan persistente y tan dura, es preciso conocer la realidad de Santo Domingo, antes de 1789.

Francia se hizo cargo de la parte oeste de la isla de Santo Domingo a partir de 1697, cedida por España. La población indígena había desaparecido tras la llegada de los españoles. El rey estimuló durante el siglo XVIII la producción de azúcar de caña y de café. Primero se trató de repoblar la isla con pobres traídos desde Francia, a menudo mediante el secuestro, pero se decía que no resistían el trabajo de plantación y que eran poco sumisos. La consecuencia fue la trata de negros, primada por el rey. La población esclava pasó de 5000 en 1697 a 450.000 en 1789.

Los libres eran 70.000 personas. Los “grandes blancos” propietarios de plantaciones, eran una cantidad ínfima. La mayoría de los libres eran “pequeños blancos”, o bien mestizos y negros libertos. Los libertos eran de dos tipos: los manumisos que poseían documentos notariales, y los llamados “libres de sabana” (NOTA: ojo, sin acento), cuya libertad era sólo de palabra y precaria, puesto que su amo podía volverlos a esclavizar. Vivían en las plantaciones como asalariados y no podían salir de las mismas por no tener documentación.

Los esclavos estaban divididos en dos grandes grupos. Por un lado, los negros bossales esclavos traídos desde Africa. Trabajaban en la plantación hasta su agotamiento físico y muerte al cabo de diez años de llegar. Por otro lado, los negros créoles, esclavos hijos de esclavos, que ejercían bien como domésticos, bien como encargados de la mano de obra,bien los oficios calificados de la plantación.

El estatuto jurídico de esta sociedad fue instituido por el edicto de 1685 escrito por Colbert, ministro de Luis XIV. En ese llamado Código Negro, el argumento que justificaba la transformación de un ser humano en esclavo era su condición de extranjero. El edicto dividía la sociedad colonial en dos grandes categorías: libres y esclavos. No hacía diferencia de color: el edicto consideraba a los mestizos legítimos como ingénus (nacidos libres).

Durante todo el siglo XVIII la minoría blanca creó un régimen de segregación racial que clasificaba a la población libre en numerosos grupos, basándose en el color de la piel. No importaba que algunos “libres de color” fueran propietarios de plantaciones esclavistas. La lucha por la igualdad de la epidermis fue otro de los motores rebelión en Santo Domingo.

Voltaire, en Cándido hace que el protagonista viaje a Surinam y conozca a un esclavo mutilado de pierna y brazo por haber huido de su amo. El hombre se explica: “A este precio coméis azúcar en Europa”. Voltaire no ambienta la escena en Santo Domingo. ¿Pudor por tener acciones en empresas esclavistas?

Declaración de los derechos

La Declaración de los Derechos 1789, creó la expectativa de la abolición de la esclavitud. En una carta de los dirigentes de la rebelión se usa con energía el lenguaje del derecho natural: “Situados en la tierra como vosotros, siendo todos hijos del mismo padre, creados con la misma apariencia, somos vuestros iguales en derecho natural y si la naturaleza se complace en diversificar los colores en la especie humana, no constituye un crimen ser negro, ni una ventaja ser blanco”. Pero el 13 de mayo de 1791 la Asamblea Nacional elevó la esclavitud al rango constitucional.

La rebelión de los esclavos en lo que hoy es Haití, estalló en la noche del 22 al 23 de agosto de 1791 en el norte de la isla. Los dirigentes iniciales de la insurrección negra, se encontraron en la plantación Choissel entre el 14 y el 22 de agosto, aprobaron los planes de la rebelión y, de acuerdo sus tradiciones prestaron juramento de sangre y celebraron ceremonias vudú para sellar la fidelidad mutua entre los conjurados. Aún se trataba de grupos de esclavos poco unificados militar y políticamente hablando.

Una guerra de todos contra todos.

Durante trece años, libres y esclavos lucharán por imponer su respectivo modelo de sociedad. Pero la lucha será también entre blancos, negros y mestizos. Cada uno de estos grupos, se dividirá a su vez. Existirán efímeras alianzas entre los grupos que se romperán para establecer nuevas alianzas.

Intervendrá la corona española desde el lado este de Santo Domingo, en guerra contra la República Francesa entre 1793 y 1796. Inicialmente, dará apoyo a un ejército de esclavos encabezados por un liberto llamado Toussaint. Ese apoyo será simplemente táctico en su lucha común contra Francia.

La abolición de la esclavitud en todas las colonias francesas, fue aprobada por la Convención Nacional, dominada por la Montaña, el 4 de febrero de 1794. El decreto dice así: «La Convención nacional declara abolida la esclavitud de los Negros en todas las colonias; en consecuencia decreta que todos los hombres, sin distinción de color, domiciliados en las colonias son ciudadanos franceses, y gozarán de todos los derechos asegurados por la Constitución”. Esta noticia indujo a Toussaint, a cambiar de alianzas. El 18 de mayo, se puso a disposición de la Convención y de su representantes en la isla: el general Laveaux y los comisarios civiles Sonthonax y Polverel.

Los colonos esclavistas consideraban las Declaraciones de los Derechos de 1789 y de 1793, como el Terror. Afirmaban que el derecho natural no era aplicable a las colonias. En un llamamiento de ayuda a la corona inglesa, hablaban un lenguaje claro: “Las colonias no han sido establecidas para transformarse en un escenario de las virtudes republicanas, ni para procurar el mayor desarrollo de los conocimientos humanos, sino únicamente para que los colonos realicen los mayores beneficios al mejor precio posible”.

Respondiendo a ese llamamiento, en mayo de 1794, 7.500 soldados ingleses procedentes de Jamaica desembarcan en Haití y toman Port-au-Prince. Los españoles se sumaron a los ingleses, en esta lucha contra los esclavos insurrectos. Sólo tras su derrota a manos de los ejércitos de Toussaint Louverture, los ingleses firmarán un armisticio y se retirarán de la isla en 1798. Entre ese año y 1801, Santo Domingo, será formalmente francesa pero realmente independiente, bajo el gobierno de Toussaint. En enero de 1801 el ejército negro ocupa la parte oriental de la isla que había sido cedida por España a Francia. La Perla de las Antillas pasaba a ser la primera de las “islas del azúcar” gobernada por antiguos esclavos.

Napoleón restablece la esclavitud… … y provoca la independencia de Haití.

Toussaint promulgó una Constitución que militarizaba la isla y le proclamaba gobernador perpetuo. Era una respuesta preventiva ante las intenciones de la antigua metrópolis. Napoleón envió una primera expedición militar de 35.000 hombres, bajo el mando de Leclerc, disimulando sus intenciones de restablecer la esclavitud, con la excusa de restablecer la soberanía francesa. Entre febrero y mayo de 1802, Toussaint y sus generales Christophe y Dessalines llevaron adelante una guerra de guerrillas contra el invasor. En mayo, el restablecimiento de la esclavitud en Guadalupe a cargo del general Richepanche mostró las verdaderas intenciones de Napoleón. El restablecimiento oficial de la esclavitud fue votado en París el 19 de mayo. Toussaint dimitió con el fin de unificar a su pueblo y fue capturado, siendo deportado a Francia donde murió encarcelado en Fort de Joux en 1803.

Leclerc murió en noviembre de 1802, víctima de la fiebre amarilla. Su ejército sucumbió ante la misma enfermedad. Rochambeau (hijo del general francés de la guerra de independencia de los USA) recibió otros 35.000 soldados y emprendió una guerra de exterminio. El pueblo negro se levantó, exigió a Dessalines encabezar la lucha. Rochambeau fue derrotado por un ejército de nuevos ciudadanos, y firmó un armisticio el 19 de noviembre de 1803.

Napoleón había perdido dos expediciones con un total de 60.000 hombres para restablecer la esclavitud. Nuestro lector conoce el nombre de Waterloo, pero quizás no haya oído hablar de la humillación de las águilas imperiales en Santo Domingo. Waterloo puede ser leído una derrota heroica. Las derrota a manos de un ejército de ex -esclavos es innombrable en los textos franceses de historia.

La independencia será declarada el 1º de enero de 1804. La nueva república de negros libertos pasará a adoptar el nombre de la isla en la lengua de los indios caribes: Haití. La divisa de la nueva república será: “Patria de los africanos del nuevo mundo y de sus descendientes”.

La vida de la nueva república no será fácil: Francia sólo reconocerá Haití en 1824 y solo a cambio de echar un nuevo dogal al cuello de sus antiguos esclavos: le obligará a pagar una indemnización a los antiguos dueños de las plantaciones. La esclavitud renacía bajo ropajes financieros. El resto de esclavos de las colonias de Francia debieron esperar a la revolución de 1848 para ser libres.

Publicado con variaciones editoriales en Historia de National Geographic, nº 59

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *