Tsipras corteja a la élite capitalista europea

Introducción y texto publicado por: http://www.solidarite-internationale-pcf.fr/

¿Alexis Tsipras gobernará Grecia? Seguramente. Cambiará cambiar la cara de Grecia? Tememos que seguramente no lo hará.

Los artículos se multiplican en la prensa francesa para avanzar en la idea de que las finanzas internacionales temen la llegada del líder de una formación surgida de la izquierda radical. Una visión bastante distorsionada de la realidad.

No es que algunos sectores del capital financiero – aquellos que temen la reestructuración inevitable de la deuda griega – no tengan temores reales sobre Tsipras, pero el conjunto del capital europeo no parece hostil a la llegada de un líder cuyas soluciones implican un salto federalista europeo, manteniendo el euro y el pago de la deuda (reestructurados).

Para dar una idea del programa de Alexis Tsipras, publicamos un documento que teníamos en reserva, la traducción de la intervención de Tsipras en una reunión celebrada 5 de septiembre 2014 en el Foro Ambrosetti en el Lago Como.

El Foro Ambrosetti es menos conocido que el Club Bilderberg, pero comparte la misma lógica: reunir a los líderes políticos dominantes, la élite de los grandes capitalistas y grupos de economistas liberales para dibujar los contornos del mantenimiento el sistema capitalista italiano y europeo.

La invitación lanzada por el Foro y aceptada por Tsipras es significativa. Se codeó con los políticos clave en la UE: Joaquín Almunia, Michel Barnier, José Barroso, Enrico Letta, Mario Monti, Romano Prodi, Jean-Claude Trichet.

Ministros claves de Economía y Finanzas o asuntos sociales de España, Alemania, Italia, los Países Bajos, Austria estaban presentes. También estaban los directores ejecutivos de JP Morgan, Fiat, Goldman Sachs, por nombrar sólo los casos más famosos.

Dejemos la palabras a Tsipras presentado a los grandes de Europa como “presidente de SYRIZA. Líder de la oposición en Grecia. Vicepresidente de Partido de la Izquierda Europea. Publicamos el texto íntegro, nos limitaremos a señalar y comentar algunos pasajes.

Elogios para la política de Mario Draghi al frente del BCE, la política precedente desarrollada por Monti (para una recapitalización de la banca europea). Necesidad de reformas estructurales, plan de privatización efectiva. Identificación de la urgencia enemigo-Euro escéptico, urgencia de pensar una alternativa a la crisis fortaleciendo la integración europea. Para meditar.

Intervención Alexis Tsipras 40° Foro del Foro Ambrosetti fundador

“Mis queridos amigos,

Me gustaría empezar por reconocer que la invitación enviada a mí en base a dos razones.

La primera razón es que ustedes saben que voy a presentar un punto de vista diferente, tal vez herético para algunos, un análisis crítico de la política actual de la política dominante en la UE.

La segunda razón es que yo represento a un partido en Grecia, el país donde, a través de la troika, se aplicó el programa de ajuste más violenta jamás llevado a cabo en Europa.

He oído que hace poco a Barroso, casi a modo de disculpa, diciendo que no había nada de que avergonzarse de los resultados de nuestros esfuerzos para superar la crisis. No sé si alguien en realidad tiene de qué avergonzarse, pero es ciertamente ni pueden celebrar ni estar orgullosos de estos resultados.

Y quiero comenzar con una introducción. La crisis todavía está aquí. Y no se trata sólo de que la crisis sigue ahí, pero nunca deja de resistir, crea metástasis. Estamos luchando desde hace cinco años contra la crisis, pero no somos capaces de escapar. La crisis parte de los bancos, y pasó a la economía real y de la economía real ahora pasa a la sociedad, pone en peligro la cohesión social y Europa se enfrenta a una triple crisis. Crisis política, crisis económica, también del sistema político, crisis de confianza. Esto se puso de manifiesto por los resultados de las elecciones europeas, y demuestra el hecho de que la inmensa mayoría de los ciudadanos europeos no cree que nosotros (!) que estamos discutiendo aquí, podamos ofrecer una solución eficaz a los problemas que enfrentan, y vuelven la espalda a la política. Esto se manifiesta por la derecha populista avance inquietante extrema sino también el preocupante aumento de anti-europeísmo.

Si hoy “un fantasma recorre Europa,” no es que del comunismo(!), como decía Marx en el Manifiesto Comunista, si no el antieuropeismo de la extrema derecha populista, es el espectro del euroescepticismo y anti-europeísmo (!!).

Déjenme aportar brevemente algunas cifras para demostrar el fracaso del programa en Grecia. En sólo cuatro años, el PIB se redujo en un cuarto, algo sin precedentes para los países en tiempos de paz. La tasa oficial de desempleo ha alcanzado el 28%, lo cual es inaceptable para un país en el corazón de Europa, y tenemos una deuda pública que ha pasado del 126% de la cifra del PIB al 175% y sigue aumentando. Y también tenemos una gama de desinversión. Entonces creo que, partiendo de la hipótesis de que el tratamiento que se le dio a la paciente empeoró la enfermedad, todos tenemos que estar de acuerdo en el hecho de que este tratamiento debe ser interrumpido. Y creo que la mayoría de la gente en Europa piensan que la troika, precisamente, como una institución que se ha impuesto en el marco institucional europeo, debe ser abolida.

Así que creo que necesitamos un cambio de estrategia, nadie dice – por lo menos nosotros no lo decimos – que tenemos que volver a los días de déficit. Pero la perseverancia en esta dirección, con una devoción religiosa dogmática, no conduce a nada.

En primer lugar, simplemente porque no hay país en la historia económica moderna puede hacer frente a una deuda que asciende a casi el doble de su PIB, un PIB que sigue contrayéndose, siempre y cuando ese país debe pagar cada año más de 10 mil millones de € de intereses, y debe emitir un superávit del 4,5% que se destinará al pago total de la deuda. Simplemente matemáticamente, el desarrollo es imposible en un marco de este tipo. Y sin crecimiento, no va a salir de la crisis. Incluso si creemos que hay riquezas, sobre todo en Grecia, que en los últimos años se mantienen intactas, que la riqueza debe ser gravadas, y somos perfectamente capaces de encontrar ahí recursos, debemos tener la percepción de que necesitamos crear nueva riqueza salir de la crisis. Y sin crecimiento, no se produce riqueza.

En segundo lugar, el programa de privatización, que se suponía iba a ser una herramienta para salir de la crisis, no puede funcionar en un contexto de desinversiones y valores de evaluación. Ellos pensaban recuperar 50 mil millones de privatización, encontramos 2,9 mil millones y en el mejor de los casos, si el programa continúa, nos encontraremos 9 mil millones.

En tercer lugar, las reformas estructurales. Las reformas estructurales van en la dirección opuesta a las reformas estructurales necesarias. No enfrentamos las principales patologías de la economía griega: la evasión de impuestos, el estado clientelar. Con una aplicación dogmática, promueven reformas que no tienen nada más que ofrecer que la liberalización de los despidos en una economía con casi un 30% de desempleo. Creo que hay muchas oportunidades en el marco europeo, pero no en la adhesión dogmática a la lógica de la austeridad, no en el contexto de la troika.

La troika ha fallado, debe hay que pararla. Hay otras soluciones. Aquí quiero recordar que, en junio de 2012, el Sr. Monti había propuesto la recapitalización de la banca realizada directamente por el MES (Mecanismo de Estabilidad Europeo) sin detener la deuda pública. Esta propuesta, si se hubiera seguido, nos habría permitido avanzar mucho mejor ahora.

Así que hoy nos enfrentamos a una realidad que se caracteriza por el estancamiento, el riesgo de deflación, la excavación de las deudas públicas y privadas. Para hacer frente a esta realidad, tenemos que:

En primer lugar, una política valiente del BCE, una “flexibilización cuantitativa”. La voluntad Draghi propuesto para nosotros en una dirección positiva, pero necesitamos aún más radicales medidas para abordar el problema;

En segundo lugar, necesitamos iniciativas para el desarrollo a nivel europeo para hacer frente a la recesión, la expansión del papel del Banco Europeo para la inversión;

Por último, tenemos que resolver – deberíamos haberlohecho ya, hace, cunado comenzó la crisis – el problema de la deuda. Proponemos una solución europea para encontrar una base sostenible en una lógica de solidaridad, en la lógica de la Conferencia de 1953 que trató de la deuda de Alemania. Fue un gran momento de solidaridad para Europa. Debemos redescubrir los valores fundadores de Europa. La solidaridad, la democracia, la cohesión social.

Traducido del francés por Zero a la Izquierda extraído de Solidarite internationale pcf

El discurso en italiano: Trieste per Tsipras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *