Rusia: riesgos y agravios

Rafael Poch

Ahora que la Rusia de Putin aparece en la cima de la recuperación de su poder y prestigio internacional con el éxito alcanzado por su intervención en Siria (hecho que explica la intensa campaña contra el dirigente ruso cuyo histérico apogeo se vive estos días), es el momento de recordar los grandes riesgos que comporta el más que legítimo desafío ruso a Occidente y la fragilidad interna del régimen del Presidente Putin.

Leer más

1+12 razones de la guerra contra Siria

Nazanin Armanian

La destrucción de Siria, el miembro del “Eje del mal”, fue planeada en 2003, una vez que la OTAN desmantelaba Irak, Irán y Libia. El motivo, obviamente, no era acabar con otro de los “regímenes patrocinadores del terrorismo” teniendo en cuenta que Pakistán o Arabia Saudi no estaban en aquella lista de George Bush, que en realidad perseguía otros objetivos.

Leer más

Quieren la guerra

Ilya U. Topper

El bombardeo de Gaza por parte de Israel no es un intento de acabar con Hamás. Ni un error estratégico. Tampoco una reacción emocional desmedida. Ni siquiera una búsqueda de votos de la ultraderecha. Es un intento desesperado de supervivencia de Israel. Es un esfuerzo supremo de sembrar odio y garantizarse un ambiente lo suficientemente hostil como para que mañana sigan saltando chispas, muertos, cohetes, bombas. Para que nunca haya paz.

Leer más

Irak, 23 observaciones sobre la nueva guerra líquida de EEUU

Nazanín Armanian

Paradojas de la vida: Hace trece años EEUU derrocó a su viejo aliado, Saddam Hussein, intentando destruir el pueblo, el Estado y las infraestructuras iraquíes, con la ilusión de dominar aquella tierra de Oro Negro hasta la eternidad. Hoy pretende deshacerse de otro de “sus hombres”: Nuri Al Maliki —colocado en el poder por Bush en 2006—, y no por ser un criminal y un corrupto, sino por inepto e incapaz de instalar la paz de cementerio en un país que se niega a morir.

Leer más

Liderazgo en disputa

Joaquín Arriola

 

La seguridad energética sustituye en este nuevo siglo a la seguridad alimentaria que se encontraba entre las prioridades de los firmantes del Tratado de Roma en 1958. La intervención política, tanto militar como civil, de Occidente (es decir, los países anglosajones y el resto de europeos como comparsas) en la recomposición de las estructuras de poder en África y Medio Oriente tiene un objetivo evidente: el control del petróleo. El mismo objetivo que se perfila como la clave de la intervención en las antiguas repúblicas soviéticas fronterizas con Rusia.

Leer más