Crítica de cine: Nunca volverá a nevar

Antonio Ruiz

Dirección y guión: Malgozata Szmowska y Michal Englert. Polaca 2020. 113m. Comedia dramática.

Tema: Un masajista e hipnotizador ucraniano (nacido en la zona de Chernóbil) realiza su trabajo a domicilio en una urbanización privada de casas semejantes a las afueras de la ciudad y habitadas por familias de la burguesía polaca.

 

Esta sencilla y singular película nos muestra que el cine tiene múltiples perfiles cuyo resultado depende del conjunto y como se valore este subjetivamente. En este caso, estoy seguro, los criterios serán diversos en consonancia a la captación de lo que cuenta y como lo cuenta. El tema, de fondo, me ha recordado la película Teorema de Pier Paolo Pasolini (1968), donde un joven irrumpe en una familia de la alta burguesía italiana y altera a sus cuatro miembros, en la que nos ocupa, la forma es totalmente distinta.

El film nos muestra como el joven protagonista, cuyo rostro parece intemporal, mientras realiza su trabajo los clientes le van contando sus inquietudes, algún secreto,… Estos momentos de pocas palabras pero captando las miradas y silencios son, a mi entender, lo más logrado como guion; el que atiende sintiendo y los que exponen su vacío de clase y humano.

El protagonista que tiene su pasado onírico recurrente, se le suma lo significativo que ve en sus clientes. Este recurso onírico puede que sea excesivo y vulgariza el sentido que se quiere dar al recurrir a él tantas veces.

Me ha sorprendido también la puesta en escena, así como la correcta interpretación en general, a más, dice cosas, tanto a nivel social como humana.

He comprobado que la proyectan en pocos cines, lo que significa que tiene una modesta distribución y no será fácil verla.

Antonio Ruiz 28/5/21

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *