El cine militante británico de influencia comunista en el periodo de entreguerras

Carlos Valmaseda

Tras nuestra serie de entradas sobre el cine militante británico de inspiración laborista vamos a terminar con el de inspiración comunista durante el periodo de entreguerras. A pesar de que el tamaño del Partido Comunista de Gran Bretaña (CPGB por sus siglas en inglés) era infinítamente más pequeño que el Laborista, y que este fue claramente hostil hacia el comunismo durante todo el periodo, incluso cuando en el resto de Europa se intentaban políticas de unidad como el Frente Popular, probablemente, tanto por calidad como por cantidad, la producción, distribución y exhibición cinematográfica ligada de alguna manera a militantes comunistas fueron mucho más amplias e interesantes que los escasos esfuerzos que hemos visto en el campo laborista. Durante todo el periodo, dos serán básicamente los campos temáticos en el que se centró el cine comunista: dar a conocer de la forma más amplia posible el cine soviético, posiblemente en su mejor periodo, y los noticiarios y documentales sobre las condiciones de vida y movilizaciones de la clase obrera británica. Veámos con un poco de antención, por tanto, la evolución de estas actividades a través de sus principales organizaciones, asociaciones y empresas cinematográficas.

Workers’ International Relief

Como ya hemos visto en otros países, ya desde el inicio de la revolución rusa, la International Arbeiter Hilfe (IAH) dirigida por Willy Münzenberg dedicó grandes esfuerzos a las tareas cinematográficas, extendiéndose por todo el mundo. Por lo tanto, también creó una sucursal británica, primero conocida como Workers’ International Russian Relief (WIRR) y tras el fin de la hambruna en Rusia, Workers International Relief (WIR). Sin embargo, a diferencia de otros países, en Gran Bretaña no tuvo mucha actividad en la producción y distribución cinematográfica. En agosto de 1923, en la revista de la WIR Soviet Russia Pictorial, se publica un artículo de recapitulación de las películas creadas o distribuidas por la WIR: La película del 1º de mayo internacional [International May Day Film], con las manifestaciones en las ciudades europeas más importantes, incluida Londres, y otras producciones, fundamentalmente alemanas. En el otoño del 24 estrenan una de las primeras producciones soviéticas en los difíciles tiempos de la guerra civil rusa: Polikushka. En general, sin embargo, la experiencia de la organización de Willy Münzenberg en Gran Bretaña fue muy poco exitosa. Finalmente, las películas soviéticas exhibidas en el país lo serían directamente a través de la empresa alemana de la IAH, Prometheus Films, muy especialmente a partir del gran éxito del Acorazado Potemkin.

Atlas Films y la Federación de Sociedades de Cine de Trabajadores

En 1925, y de manera similar a otras iniciativas europeas como la alemana Volksfilmverband y la francesa Les Amis de Spartacus, se crea en Londres la Film Society con el objetivo de proyectar películas de vanguardia, y de manera muy destacada, el nuevo cine soviético. En Gran Bretaña había una legislación muy restrictiva respecto a la proyección de películas de 35 mm, inflamables por su composición, para lo que era necesario que las salas dispusiesen de un permiso especial.  Paralelamente, existía un organismo de censura, el BBFC (British Board of Film Censors), no gubernamental pero ampliamente acatado por las salas de proyección. Sus resoluciones, sin embargo, podían ser ignoradas por las autoridades municipales, lo que permitió una grieta que sería usualmente utilizada por las organizaciones de izquierda. La otra opción era utilizar película no inflamable, generalmente de 16 mm o menos.

Ivor Montagu

La Film Society londinense estaba formada por intelectuales y miembros de la burguesía, entre los que destacaba Ivor Montagu, militante comunista de origen noble que tendría una gran influencia en la cinematografía de izquierda del periodo. En el marco de la política de ‘clase contra clase’ de la Internacional Comunista de esos años, los partidos de la época impulsaron sociedades de cine de un carácter muy distinto: las sociedades de cine de trabajadores. Sus objetivos serían en la práctica fundamentalmente dos: la distribución y exhibición de cine soviético, y la realización de noticieros o documentales sobre las luchas y manifestaciones de la clase obrera británica. Sería una constante a lo largo de todo este proceso, desde inicios de los años 20 hasta el estallido de la IIª Guerra Mundial. La iniciativa de crear una Federación de Sociedades de Cine de Trabajadores [Federation of Workers’ Film Societies (FOWFS)] partió del Minority Movement –la organización sindical comunista– en octubre de 1929. Tal como publicó el semanario de la organización, The Worker, estos eran sus objetivos:

a) Impulsar la formación de sociedades de cine de trabajadores locales.
b) Organizar el suministro de películas o aparatos necesarios para tales sociedades.
c) Aconsejar a las sociedades de cine de trabajadores locales sobre los mejores métodos para llevar a cabo su trabajo, y garantizar el consejo legal o la asistencia en casos que afectase a la Federación o sus miembros.
d) Animar a la producción de películas de valor para la clase obrera.
e) Cooperar con cualquier organización en Gran Bretaña, Irlanda o el extranjero que tenga objetivos similares.
f) Editar publicaciones y dedicarse a cualquier otra actividad para el cumplimiento de los anteriores objetivos o tiendan a facilitar la exhibición y la producción de películas de valor para la clase obrera.

La primera sociedad y más importante fue la de Londres, impulsada por otro personaje fundamental para el cine comunista de la época: Ralph Bond. A raíz de un llamamiento suyo en Sunday Worker se creó la London Workers’ Film Society (LWFS). Su primera actividad sería la proyección de dos películas el 17 de noviembre de 1929: el corto Instantáneas de la Rusia Soviética [Snapshots of Soviet Russia] y el largometraje Dos días [Два дня]. La exhibición sería prohibida por las autoridades locales y tuvieron que cambiar de local. Los problemas con la London County Council (LCC), la entidad responsable de los permisos, sería una constante. Para su segunda proyección, un mes más tarde, se decidirían por Hambre en Waldenburg, la película que vimos al hablar del cine militante alemán. Fue posible por el acuerdo de Ralph Bond con la empresa alemana Weltfilm de la IAH. Para ello se creó una distribuidora, Atlas Film Company. La FOWFS pidió a la LCC permiso para la proyección de Acorazado Potemkin, pero le fue denegado bajo cualquier circunstancia, a pesar de que se había proyectado recientemente para la Film Society, pero al menos se le concedió permiso para una proyección dominical de otras películas. Para su tercera sesión en febrero de 1930 proyectaron otro clásico soviético, La chica de la sombrerera, y la coproducción documental El documento de Shanghai. En marzo se estrenó uno de los grandes éxitos para la distribuidora Atlas: Turksib, el documental soviético sobre la construcción del ferrocarril Turkmenistán-Siberia. Ese mismo mes se estrena su primer noticiario: Workers’ Topical News. El número 1, dirigido por Ralph Bond, estuvo dedicado íntegramente a la manifestación organizada por el Movimiento Nacional de Trabajadores Desempleados (NUWM por sus siglas en inglés) el 6 de marzo de 1930. El segundo, estrenado el 4 de mayo de 1930 en un programa conjunto con la película soviética CBD, estaba dedicado a dos eventos: la Marcha del Hambre de 1930 y la manifestación del 1º de mayo en Londres.

Workers’ Topical News nº 1

En el verano de 1930 se crean dos nuevas sociedades, la de Cardiff y la de Liverpool. En el momento en que se celebra la primera conferencia anual de la FOWFS, el 14 de septiembre de 1930, se habían creado además las de Bradford, Edimburgo, Glasgow y Salford. En esta conferencia se decidió realizar un cortometraje sobre la vida de los trabajadores en el país. Sin embargo, la siguiente realización de Atlas Films sería una película de montaje: Vislumbres de la Rusia Moderna [Glimpses of Modern Russia], dirigida de nuevo por Ralph Bond. Se estrenó en la programación de la LWFS de octubre de 1930. Y en la primavera de 1931 se produce una película especial para la Campaña Cartista titulada 1931. Era esta una campaña iniciada en .el otoño de 1930 por el Minority Movement a imagen del cartismo del siglo XIX para la mejora de las condiciones de vida de la clase trabajadora.

En 1931-1932 se añadieron nuevas sociedades: Birmingham, Nottingham y Sheffield, pero desapareció la de Glasgow. En el momento de transición al sonoro, el hecho de que el cine soviético tardase unos años en realizar sus primeras películas supuso un problema para la Federación. Se unió la bancarrota de Prometheus y también Atlas Films comenzó a tener graves dificultades económicas. Ralph Bond, su principal impulsor, había empezado a trabajar con el gran documentalista británico John Grierson, abandonando Atlas, lo que supuso un golpe definitivo. En 1932 la FOWFS desaparece. No obstante, alguna de las sociedades locales, como la de Salford Manchester –bien estudiada en el libro de Stephen Jones–, conseguirían sobrevivir.

Los inicios de Kino

La siguiente etapa en el cine militante de orientación comunista tiene su origen en una organización teatral, el Workers’ Theatre Movement, creado en 1926. Charlie Mann, hijo de un veterano sindicalista comunista, Tom Mann, era uno de los miembros del WTM interesado en el cine, y editor de su revista Red Stage. Su grupo ganó una competición para asistir a la Olimpiada Internacional de Teatro de Trabajadores en Moscú, donde acudió a una conferencia del departamento de cine de la Unión Internacional de Teatros Revolucionarios (UITR), la organizadora de la Olimpiada. Entre los conferenciantes estaban el crítico de L’Humanité Léon Moussinac y el téorico húngaro Béla Balázs. Pero lo que más le impresionó fue la posibilidad de utilizar el cine para su teatro de agitación, y la importancia del cine ‘subestándar’ las cintas de 16 o 9,5 mm. La conclusión de la conferencia fue que «la sección de teatro de la UITR de cada país debía ser responsable de la creación de un movimiento cinematográfico revolucionario», quizá como un reemplazo de Weltfilm, aplastada por los nazis en Alemania.

Tras su regreso de Moscú, Mann, con un proyector de 16 mm y la película Soviet Russia, Past and Present, recorrió las calles de Londres con una furgoneta agitando a multitudes. La utilización de un formato subestándar y no inflamable permitía saltarse a la vez la censura a la que se veían sometidas las películas de 35 mm, todas ellas inflamables, y el temor de los dueños de los cines a la presión de las autoridades, permitiendo su exhibición en todo tipo de locales sindicales, asociativos, etc., o incluso en la propia calle o eventos al aire libre. El 9 de diciembre de 1933 en el Daily Worker, el órgano del Partido Comunista de la Gran Bretaña, se publica una breve noticia dando fe de la creación de Kino, la palabra rusa para cine. El objetivo era crear un ‘grupo de producción’, pero Kino se acabaría convirtiendo en la más importante distribuidora  de películas de izquierda en Gran Bretaña en formato de 16 mm. La primera película distribuida sería ni más ni menos que el Acorazado Potemkin, que ya hemos visto que había tenido serios problemas de censura. El grupo decidió emprender una batalla legal para conseguir la distribución del clásico soviético con el argumento de que ya no se trataba de una película inflamable, al estar en un formato reducido, y por lo tanto no se podía mantener su prohibición. Tras varias batallas judiciales, finalmente conseguirían la aprobación.

Además de su faceta en la distribución, Kino se concentró en el verano de 1934 en la realización de sus propias películas, concretamente noticiarios. Pero ya antes de la creación de Kino, en 1932, un grupo hizo una grabación de la manifestación del 1º de mayo centrada en la agresión japonesa a Manchuria. El resultado sería una película subestándar, Contra la guerra imperialista – 1º de mayo de 1932 [Against Imperialist War – May Day 1932], exhibida también como Workers’ Topical News nº 4. Al año siguiente, se grabó también la manifestación del primero de mayo en 16 mm. En diciembre de 1933, se crea dentro de Kino una sección para la producción de películas. La primera sería la grabación de una Marcha del Hambre [Hunger March] en marzo de 1934, organizada por el Movimiento Nacional de Trabajadores Desempleados. La siguiente película sería más ambiciosa y, apartándose un poco de los tradicionales noticiarios o documentales, tiene un guion y contaba con interpretaciones. Se trata de Bread [Pan], estrenada en mayo de 1934. En la tradición británica de comparar las vidas de los pobres y los ricos, los deadly parallels, la película muestra a un padre desesperado que rompe una vitrina para robar un pan. Cuando es atrapado y juzgado a la vez que unos estudiantes acusados de haber tirado al suelo un puesto de fruta, estos son liberados con una simple advertencia mientras él es condenado. En agosto aparece el primer noticiario de Kino: Worker’s Newsreel, cubriendo los acontecimientos sucedidos ese año hasta ese momento. El segundo apareció apenas un mes y medio después, mostrando algunos episodios de la lucha contra el fascismo.

Bread (1934)

La Liga de Cine y Fotografía de los Trabajadores [Workers’ Film and Photo League (WFPL)]

En noviembre de 1934 se produce un extraño movimiento: la sección de producción de Kino y el Workers’ Camera Club se unen para crear una nueva asociación, la Liga de Cine y Fotografía de los Trabajadores [Workers’ Film and Photo League]. La sección de distribución, sin embargo, queda al margen, aunque se suponía que sería la distribuidora de las películas que se creasen. Hay que recordar que en los EEUU en diciembre de 1933 se había creado una homónima Workers’ Film and Photo League. Según Hogenkamp la división se produjo probablemente como consecuencia de las presiones de algunos miembros del sector de distribución de Kino, buscando su profesionalización. En marzo de 1935 la sección de distribución se convierte en Kino Films (1935) Limited. Muy pronto, a su catálogo con dos películas de Eisenstein, Acorazado Potemkin y La línea general, se le unen Hijo de un soldado y La nueva Babilonia, y las películas de Pudovkin La madre y Tempestad sobre Asia. En mayo de 1935 incorporan el documental Héroes del Ártico. Todas ellas, como vemos, películas soviéticas.

La WFPL, por su parte, comenzó con la creación de tres secciones: de fotografía, de cine de ficción y de cine documental y noticiarios. En diciembre de 1934 el gobierno británico promulga la modificación de una ley sobre el desempleo que recorta las prestaciones a los parados, la UAB (Unemployment Assistance Board). La NUWM inicia una campaña de protesta con una gran manifestación en febrero del 35 que será grabada por la sección de noticiarios de la WFPL, que será conocida como la ‘película UAB’, aunque será estrenada como Noticiario obrero nº 3 [Workers’ Newsreel 3]. Poco después realizan Transporte [Transport], un documental sobre el centro de transporte más importante de Gran Bretaña en Camden Town.

Durante el verano de 1935, época en la que era habitual que las organizaciones obreras organizasen escuelas de un día, un fin de semana o una semana, la WFPL decide celebrar una de un día en la que intervienen algunos de los mejores cineastas de izquierda del país: Ivor Montagu, Paul Rotha –aunque finalmente no podría asistir– y Stephen Harrison, el editor de La vida privada de Enrique VIII. Y durante este periodo se sigue trabajando en otros proyectos cinematográficos: la preparación del Workers’ Newsreel 4 con grabaciones de la escuela de verano del ILP –un signo de colaboración con otras fuerzas de izquierda antecedente del impulso hacia el Frente Popular–, la manifestación del 1º de mayo, un grupo de bailarines rusos en gira por Gran Bretaña, o la visita de Tom Mann a un campo de pioneros en la Unión Soviética. También grabaron un campamento de verano para mineros en paro del sur de Gales en Oxford, película que sería estrenada como Unas Vacaciones para desempleados [A Holiday for Unemployment] y sería distribuida por Kino, junto con Tempestad sobre Asia de Pudovkin, en una gira por el sur de Gales en octubre de 1935.

Otra película estrenada durante este periodo sería Jubileo [Jubilee], una sátira con motivo del jubileo del rey Jorge V en  mayo de 1935. Utilizando de nuevo la contraposición de ‘Deadly Parallels’, la película mostraba cómo las celebraciones habían sido utilizadas por el gobierno británico para fomentar el militarismo.

Frente a toda esta actividad, la sección de cine de ficción no consiguió despegar. Hubo numerosas discusiones para decidir el tema adecuado para un guion. Cuando consiguieron ponerse de acuerdo, informaron en septiembre de 1935 que tenían una película lista que había sido aceptada por Kino para su distribución. No obstante, el comité de la Liga no quedó satisfecho con el resultado y la película Fight [Lucha], «mostrando el desarrollo de un joven trabajador hacia la conciencia de clase», no sería estrenada.

En diciembre de 1935 la organización decide cambiar de nombre, en consonancia con la nueva política de la Comintern de Frente Popular, eliminando el ‘Workers’ de su nombre, pasando a denominarse simplemente Film and Photo League, imitando a su organización hermana estadounidense. Irónicamente, la primera producción con este nombre no podía ser más obrerista, Construcción [Construction], sobre una huelga de trabajadores de este sector grabada con cámara oculta. Antes de la primera reunión anual de la nueva FPL, el 21 de febrero de 1936, estaban en marcha otros proyectos, como uno sobre la política de defensa del país titulado La defensa de Gran Bretaña [Defence of Britain]; Invierno [Winter], con la participación de 8 miembros de la FPL o Rhondda, una película sobre el desempleo en los valles mineros del sur de Gales. A principios de 1936 se crea la sección de Manchester del FPL que prepara su primera película: Esperanto: el arma de los trabajadores [Esperanto – The Workers’ Weapon].

Desde su creación en noviembre de 1934 la FPL había conseguido crecer hasta los 80 miembros, había trabajado en una docena de películas, publicado su propia revista, Camera Forward, establecido contactos con cineastas fuera de los círculos más militantes, como los del cine amateur y algunos profesionales. Sorprende por tanto que la propuesta de la primera reunión anual presentada por su tesorero, Albert Pizer, fuese «disolver la Film and Photo League y organizar que sus miembros se asociasen al Comité de Producción de Kino», que recordemos era una de las entidades fundadoras de la FPL y por lo tanto había dejado de existir como tal pues Kino Films Limited se dedicaba exclusivamente a la distribución y exhibición. Ante la muy escasa asistencia a la reunión se decidió que un comité de tres se encargaría de consultar a los miembros que no habían podido participar en la discusión. Un grupo de miembros decidió que no estaba de acuerdo con la propuesta y seguirían trabajando como FPL. Uno de sus impulsores, Charles Gralnick, defendía que además de una empresa profesional, que parece que es lo que se pretendía con la nueva sección de Kino, había espacio para una entidad amateur no partidista. En abril de 1936 la comisión de tres envió una circular resumiendo las diferencias de opinión y la propuesta final:

«Kino Films (1935) Ltd. quiere destacar que la existencia de un grupo especial de producción no afectará de ninguna manera su disposición para distribuir las películas que puedan ser producidas por la Liga. La principal razón para formar su propio grupo de producción es que la Liga en el pasado no ha sido capaz de proporcionar a Kino un número suficiente de buenas películas para cubrir la demanda de organizaciones de la clase trabajadora y otras».

Y así a finales de abril de 1936 se formó un nuevo comité con los miembros de la FPL que decidieron permanecer sin que ello supusiese necesariamente una ruptura ni con el CPGB, ni posiblemente con la propia Kino, que podría seguir distribuyendo sus películas.

Kino, FPL y el Progressive Film Institute (PFI)

Kino había conseguido para este momento crear una potente red de distribución nacional. Hasta entonces se había concentrado fundamentalmente en Londres, pero decidió crear grupos locales para representar a la compañía en la zona. Consiguió crearlos en Birmingham (People’s Film Service), Doncaster y Glasgow (Glasgow Kino). En febrero de 1936, tras el tour de octubre de 1935, recorren los valles del sur de Gales y se crea el Cardiff Kino Workers’ Film Committeee. Los principales clientes de esta red de distribución serían las sedes locales de los Amigos de la Unión Soviética (FSU), con hasta el 30% de las contrataciones. Nada extraño, si tenemos en cuenta que buena parte del catálogo de la distribuidora estaba formado por películas soviéticas. El siguiente grupo por importancia lo suponían las sociedades y grupos de cine, con un 12% de las contrataciones. Y por último, las sedes locales del CPGB y la Juventud Comunista, con un 10% cada una, y los otros miembros del Frente Unido –nunca muy potente debido a la negativa a participar de los laboristas–: el ILP y la Liga Socialista, con un 5 y un 0,5% respectivamente. A pesar de la negativa del Partido Laborista a colaborar como tal, algunas ramas locales sí lo hicieron, suponiendo el 4% de las contrataciones.

A pesar de lo que se suele pensar, los soviéticos no facilitaban en absoluto la distribución de sus películas. Para facilitar su adquisición Ivor Montagu creo una nueva empresa, el Progressive Film Institute (PFI). El objetivo era conseguir la distribución de películas soviéticas en 35 mm, pues, como sabemos Kino se había especializado en el subestándar de 16 mm o 9,5 mm. Sabemos que la censura británica difícilmente permitía la proyección de ninguna película soviética, pero el PFI intentó ocupar cualquier nicho que quedase disponible. Por ejemplo, aunque el BBFC había prohibido las películas de Pudovkin La madre y Tempestad sobre Asia, Montagu consiguió de la entidad local londinense, la LCC el certificado para su exhibición en salas de arte y ensayo de la capital. Paralelamente, cedió los derechos de las versiones de 16 mm a Kino. Otra zona en la que era posible la exhibición en salas de 35 mm era las zonas mineras de Gales, gracias al Fondo de Bienestar de los Mineros por el que una parte de los beneficios de las explotaciones de carbón debía ser invertida en toda una serie de servicios sociales y culturales de todo tipo. En varias localidades se utilizaron estos fondos para la creación de salas de cine en las que era posible la exhibición de estas películas prohibidas en el resto del país.

Ivor Montagu era miembro del Comité de Ayuda a las Víctimas del Fascismo Alemán, y no es extraño por tanto que el PFI estrenase una película para pedir la liberación del secretario general del partido comunista alemán, Ernst Thälmann –que sería finalmente ejecutado por los nazis durante la IIª Guerra Mundial–. La película era ¡Liberad a Thaelmann! [Free Thaelmann!], una versión reducida de la película estadounidense Ernst Thaelmann – Luchador contra el fascismo [Ernst Thaelmann – Fighter against Fascism]. La película no consiguió superar la censura del BBFC o la LCC, por lo que tuvo que ser distribuida en 16 mm por Kino.

Como hemos visto, a partir del verano de 1936 Kino decidió volver a la producción. Su primera realización fue Tocar madera [Touch Wood], dirigida por Frank Jackson. Una ‘comedia de clase obrera’ que parece que no llegó a ser estrenada. Hemos visto que Kino consiguió crear sucursales en otras zonas del país, y las de Birmingham y Glasgow realizaron sus propias películas. En el caso de Birmingham el Desfile del 1º de mayo en Birmingham [Birmingham May Day Procession], y en el de Glasgow, Infierno Ilimitado [Hell Unltd.], una película antibélica dirigida por Helen Biggar y Norman McLaren con la colaboración de los estudiantes y profesores de la Escuela de Arte de Glasgow.

En mayo de 1936 se informó de la producción de una película para el partido laborista en Kensington, pero no parece que llegase a realizarse. Sí que ha sobrevivido una película encargada por el comité local de Londres del Partido Comunista, Somos los ingleses [We are the English], la grabación de la ‘History Pageant’, una especie de desfile en el que se escenificaba la historia del país desde la Carta Magna a la solidaridad con la España republicana. El desfile se celebró en septiembre de 1936 y la película se estrenó en octubre. Finalmente, tras una no excesivamente exitosa etapa final, el Comité de Producción de Kino dejó de funcionar a finales de 1936.

Tampoco ese año fue nada productivo para la FPL tras su ruptura en abril de 1936. Los grupos se siguieron reuniendo pero no hubo demasiada actividad de producción. Si participaron, no obstante, en la fundación de otra empresa de distribución, la International Sound Films (ISF) con el dinero disponible en la filial británica de un banco ruso. Los archivos del FPL muestran que se hicieron, además, algunas grabaciones, como la famosa ‘batalla’ de Cable Street contra los nazis británicos o la grabación de la última Marcha del Hambre de 1936 organizada por la NUWM, que financió el proyecto. La película acabaría siendo estrenada, ya en marzo de 1937, como Marcha contra la inanición [March against Starvation]. https://player.bfi.org.uk/free/film/watch-march-against-starvation-1936-online

Con el estallido de la guerra civil en España se crearon en Gran Bretaña multitud de comités de ayuda, y todos sentían la necesidad de alguna película para ayudar en sus campañas. Kino esperaba conseguir una producida por la CNT en Barcelona, España lucha por la libertad, pero no acababa de llegar, y Montagu decidió desplazarse a nuestro país en noviembre de 1936, ante la posibilidad de la caída de la capital, para la realización de Defensa de Madrid [Defence of Madrid]. Estuvo lista en diciembre de 1936, y como había sido rodada en 16 mm fue distribuida por Kino en lugar de PFI. Tuvo un gran éxito inmediato. En abril de 1937 PFI estrena otra película sobre la guerra en España, en esta ocasión un noticiario en 35 mm: Noticias de España [News from Spain]. La película era un montaje a partir de grabaciones proporcionadas por el gobierno republicano español. Se distribuyó también por parte de Kino una versión de 16 mm. Poco después se estrenó otra película en 16 mm sobre el día a día de los brigadistas internacionales: Columna Internacional [International Column] o Brigada Internacional [International Brigade]. Finalmente llegó también la película de Barcelona, ahora titulada Llamada a las armas [Call to Arms]. Pero ya estaba anticuada, así que se remontó en julio del 37 con algunas escenas nuevas con el título de Crimen contra Madrid [Crime against Madrid].

Otro impulso importante a la distribución de cine de izquierdas vino asociado a otro proyecto cultural: la creación del Club del Libro de Izquierdas, Left Book Club (LBC), fundado en la primavera de 1936 con el objetivo de publicar cada mes una obra de izquierda intentando darle la mayor difusión posible. El proyecto tuvo mucho éxito, y muy pronto se plantearon la posibilidad de dar charlas presentando los títulos unido a la proyección de una película relacionada con el tema del libro. Para ello, se pusieron en contacto con Kino, quien ya tenía para entonces agentes en Belfast, Birmingham, Blackpool, Bradford, Cardiff, Doncaster, el condado de Durham, Glasgow y Nottingham. El libro de febrero de 1937 fue La Comuna de París de 1871, de Frank Jellinek, y el autor dio varias charlas ilustradas por La nueva Babilonia, de Trauberg y Kozintsev, distribuida por Kino. Pero el LBC tuvo una relación aún más estrecha con la revitalizada FPL. En enero de 1937 el nuevo secretario de la FPL, el reverendo Hugh Cuthbertson, hizo una campaña para saber realmente la cantidad de socios realmente implicados, con una muy escasa respuesta. Para reforzar la organización era necesario un nuevo impulso, y este provino del LBC.  Para su colaboración con ellos eran necesarias nuevas películas, y en marzo del 37 por fin estrenaron March against Starvation, como hemos visto. Dos eventos proporcionaron los nuevos temas para sus películas: la manifestación del primero de mayo y la coronación del rey Jorge VI. Tradicionalmente se habían celebrado en Londres dos manifestaciones: la ‘oficial’, organizada por el Partido Laborista, el primer domingo de mayo, y la más radical celebrada el mismo día 1. Como de costumbre, el Partido Laborista rechazó la colaboración para no ser entendido como algún tipo de entente para un ‘frente unido’, así que el día 1 desfilaron el CPGB con algunos sindicatos, el LBC, y la FPL. La Liga lo hizo con una pantalla de cine y una cámara gigante con el lema FPL sobre un trípode. A lo largo del cortejo hubo cámaras del FPL grabándolo. Se utilizaron incluso cintas de color de Kodakchrome. Por esos mismos días se había celebrado la coronación del nuevo rey, y el FPL decidió hacer una sátira uniendo ambos eventos. Las películas se estrenaron en el otoño de 1937 como El espíritu del primero de mayo [The Spirit of May Day] y La coronación del Primero de Mayo [Coronation May Day].

Mientras tanto, el LBC y la FPL siguieron manteniendo conversaciones para ver las posibilidades de trabajo conjunto, para lo que organizaron una conferencia especial. Se celebró el 7 de junio de 1937 y en ella se decidió crear grupos de cine amateur para trabajar en cortos en colaboración con otros grupos culturales o políticos. La actividad de estos grupos sería coordinada por la Liga, que proporcionaría también ayuda técnica. Todo ello, en el marco de la más amplia cooperación entre la izquierda, en la línea del Frente Popular. Esta defensa del amateurismo se plasmaría en un artículo de Cuthbertson en el único número publicado del boletín del FPL, Left Film Front. En el señalaría que el FPL «había llegado a un acuerdo mutuo con Kino por el que nosotros [el FPL] abastecería principalmente en la forma normal los espectáculos en pequeñas salas con películas mudas para ilustrar charlas». En ese mismo número se anunció la realización de una serie de películas tituladas La construcción del Frente Popular en Inglaterra [Building the People’s Front in England]. Sería un conjunto de siete películas mostrando la evolución histórica y aspectos de la lucha política e ideológica mes a mes. Quedan materiales de estos rodajes en los archivos del FPL, pero la serie como tal no llegó a ser estrenada.

En el verano de 1937 se produjo otra muestra de la colaboración entre el FPL y el LBC en la escuela de verano de esta última organización. Cuthbertson intentaron iniciar la formación en cine de los asistentes con alguna práctica de grabación. El resultado sería una comedia titulada Red, Right and Bloo, sobre una aristócrata que llega por error a una charla del LBC y queda convencida. En otoño se estrenaron varias películas más: Lucha [Strife], que no era más que la reelaboración de la vieja Fight no aceptada en su momento y cuyo tema era ahora la organización sindical tal como la experimentaban diversos miembros de una familia; Estibadores [Dockworkers], grabada también un par de años antes; The News Parade, un noticiario estadounidense con comentarios de la propia FPL para su exhibición durante las charlas; El baile español [The Spanish Dance] o La aflicción española [Spanish Travail], para ser proyectado durante la lectura del poema de Jack Lindsay On Guard for Spain; y Reto de juventud [Challenge of Youth] para el campamento de la Juventud Socialista. También se hicieron dos películas en 9,5 mm: Fragmentos de trabajadores de la Metrópolis [Workers’ Excerpts from Metropolis] y Viaje ruso [Russian Journey], con el LBC.

Entre el 21 y el 25 de enero de 1938 la FPL celebró una escuela de cine con charlas, proyecciones, sesiones prácticas, la asamblea anual y baile. Pero las cosas no iban muy bien desde el punto de vista financiero y volvió a surgir la idea de trabajar con Kino: «Tras una serie de discusiones, la rama central de Londres del FPL y los productores Kino han decidido cooperar en un primer paso hacia la unificación de todo el trabajo del cine de izquierda». Pero sería en realidad el canto del cisne para ambas organizaciones.

Tras el éxito de Defensa de Madrid y otras películas sobre la guerra de España, Kino había estado trabajando en su conversión al sonido. Se basó una vez más en películas soviéticas, en esta ocasión en las primeras sonoras, como Zapatos rotos, de Margarita Barskaya, y ya en el otoño de 1937 otras como El desertor, de Pudovkin. Pero en esta ocasión se unieron películas de otros países, como el clásico de Pabst Kameradschaft o una película sobre la lucha por la independencia en Irlanda, El amanecer [The Dawn]. A través de la estadounidense Garrison Films se hicieron también con la distribución de películas como Millones de nosotros [Millions of Us] sobre un esquirol que se acaba uniendo al piquete de huelguistas; la francesa de Ciné-Liberté Huelgas de ocupación de junio [Greves d’occupation de juin] y China contraataca [China Strikes Back]. Pero seguía siendo la guerra de España uno de los temas más populares. Se seguían celebrando multitud de actos en apoyo de la República española, y en muchos de ellos se utilizaban proyecciones, en su mayor parte proporcionadas por Kino. Algunas de ellas eran directamente encargos del Comité Nacional Conjunto de Ayuda a España, como Huérfanos modernos de la tormenta [Modern Orphans of the Storm] y Ayudar a España [Help Spain]. Pero otras volvieron a ser producciones realizadas por el PFI de Montagu: algunas eran la versión en inglés de películas producidas por el gobierno español, como Madrid hoy, No intervención, o Rayo de luz en la oscuridad [Sunlight in Shadow]. Pero el propio gobierno llegó a la conclusión que era mejor desde el punto de vista de la propaganda que PFI rodase directamente en España. Así Montagu se desplazó a España con un grupo de voluntarios del sindicato ACT. Llegaron a Barcelona en enero del 38 y se quedaron hasta finales de marzo, periodo durante el cual intentaron realizar tres películas: una sobre el sistema educativo; otra sobre la formación del ejército y una tercera sobre el sistema parlamentario. Pero solo pudieron terminar la primera, Spanish ABC, de la que podemos ver aquí un pequeño fragmento sobre el Museo del Prado:

Con el material de las otras dos se pudo hacer otra película Tras las líneas españolas [Behind the Spanish Lines]. En Barcelona, con un micrófono oculto Montagu grabó a prisioneros de guerra italianos y alemanes para demostrar su intervención en España. Se presentaría bajo la forma de noticiario como Prisioneros demuestran la intervención en España [Prisoners prove Intervention in Spain].

Entre el 16 y el 19 de septiembre de 1938 el CPGB celebra su Quinceavo Congreso en Birmingham. El eslogan es ‘For Peace and Plenty’, ‘Por la paz y la prosperidad’. Las cámaras del PFI grabaron algunas de las sesiones que se editarían como un corto sonoro de diez minutos titulado simplemente La película del XV Congreso [The XVth Congress Film]. La siguiente película de PFI, sin embargo, estaba pensada para una audiencia mucho más amplia: Gran Bretaña espera [Britain Expects]. La película intentaba mostrar que la política de no intervención del gobierno inglés ponía en peligro a los barcos ingleses, pues sus rutas comerciales estaban ahora bajo el radio de acción de los aviones alemanes e italianos.

El 7 de diciembre de 1938 el grueso del batallón británico de las Brigadas Internacionales vuelve a su país y se organiza en enero de 1939 un gran acto de bienvenida. Será también grabado por las cámaras de PFI:

El sindicato de técnicos de cine ACT [Association of Cinematograph Technicians] del que hemos hablado algo más arriba, preocupado por el excesivo desempleo en el mundo del cine, contactó con el LBC para la defensa de su causa dada su enorme popularidad. Como resultado de estos contactos, el LBC se propuso la creación de su propio grupo de cine, el LBC Film Group, que celebró su primera reunión el 15 de diciembre de 1938. La primera charla fue del conocido científico J.B.S. Haldane sobre las Precauciones ante los ataques aéreos (Air Raid Precautions, ARP) y su aplicación a los estudios de cine. Precisamente, el libro del mes de septiembre de 1938 había sido ARP, de Haldane. Lo siguiente fue la propuesta para realizar una película basándose en el libro de Ellen Wilkinson sobre la vida en las zonas deprimidas: Jarrow: the Biography of a Town, que no llegaría a realizarse. El grupo de cine del LBC se siguió reuniendo cada mes pero, quizá por el estallido de la guerra, no llegó a llevar a la práctica ningún proyecto.

Mientras tanto, Kino siguió trabajando de manera mucho más profesional. En la primavera de 1939 compró una furgoneta para la proyección de películas que subarrendó al Daily Worker y a la organización de cine laborista, la WFA. En su faceta como distribuidora, siguió incorporando a su catálogo películas soviéticas, como Si llegase la guerra [If War Should Come], pero también alguna estadounidense de izquierda.

En 1940 estaban previstas unas elecciones generales en Gran Bretaña, pero algunos preveían que se celebrasen antes ante las dificultades del gobierno de Chamberlain. Por este motivo, el CPGB encargó a Ivor Montagu la realización de una película de propaganda. Debía ser profesional, sonora y tan barata como fuese posible. El resultado sería la notable Paz y prosperidad [Peace and Plenty], el lema del XV Congreso. La película se compuso fundamentalmente con imágenes de archivo de películas de Kino, PFI, películas documentales o imágenes fijas. Como en la mayor parte de las películas que hemos ido citando, están disponibles en la magnífica colección del BPI. Por desgracia, para su visualización exclusivamente en Gran Bretaña.

Una de las películas más destacadas de la cinematografía de este periodo sería también su canto del cisne. La guerra resultó un golpe definitivo para el cine militante radical. De hecho, la única que acabaría sobreviviendo sería la laborista WFA.

Anexos

Entrevista en vídeo a Ralph Bond

Entrevista en audio a Charlie Mann

Bibliografía

-Stephen G. Jones. The British Labour Movement and Film, 1918–1939. Routledge, 2019.

-Bert Hogenkamp. Deadly parallels: film and the Left in Britain 1929-1939. Lawrence and Wishart, 1986.

Fotografía de portada: Rodaje de Bread [Pan].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.