Civilización o barbarie

Declaración de Serpa ( Portugal)

En los pasados 23, 24 y 25 de setiembre de 2004 se realizó en Serpa ( Portugal) un encuentro internacional bajo el rótulo Civilización o barbarie. Podéis encontrar las ponencias presentadas en la dirección:. Resistir. Publicamos a continuación la declaración firmada por los asistentes.

Los participantes en el Encuentro Internacional “Civilización o Barbarie – Desafíos del Mundo Contemporáneo” reunidos en las ciudades portuguesas de Serpa y Moura

Alertan ante la gravedad de la crisis global – social, económica, militar, cultural y ambiental – que la humanidad afronta, la cual amenaza la propia continuidad de la vida en la tierra.

Constatan que en el desarrollo de esa crisis el capitalismo, en su escalada de agresividad, se ha convertido en un factor de regresión absoluta de la humanidad.

Subrayan que EE UU, potencia hegemónica, ha optado, en la búsqueda de la salida para la crisis estructural del sistema, por una estrategia de terrorismo de estado, de guerras llamadas “preventivas”, que asume ya matices neofascistas.

Identifican a la Unión Europea como un bloque político-económico resultante de la convergencia de los intereses del capital monopolista, en el camino del federalismo antinacional reductor de los derechos cívicos, que implementa políticas antisociales, con aspiraciones expansionistas y de competición económica mundial. En proceso de militarización, en el plano internacional, sumiso a los mismos objetivos imperialistas en cuestiones económico-financieras y de control geoestratégico.

Condenan las agresiones a Irak y a Afganistán y los crímenes monstruosos allí cometidos por las fuerzas armadas de los EE UU, de Gran Bretaña y de sus aliados satélites, incluyendo la complicidad del gobierno portugués en dichas agresiones, y saludan la Resistencia de sus pueblos a la ocupación y al saqueo en lucha por la libertad e independencia.

Condenan los crímenes del sionismo, apoyado por Washington, contra el heróico pueblo de Palestina y proclaman su solidaridad para con los patriotas que allí luchan, por una Palestina libre y plenamente soberana.

Expresan su solidaridad a todos los que en Asia, en África y en América Latina sufren duramente las consecuencias de las políticas neocolonialistas y se movilizan para luchar contra todas las formas asumidas por la violencia imperialista, especialmente los proyectos de recolonización consubstanciados en el ALCA y en el Plan Puebla Panamá, rechazados por los pueblos desde el Río Bravo a Tierra del Fuego.

Condenan las intervenciones militares directas e indirectas del imperialismo estadounidense en América Latina, especialmente en Haití y en Colombia, reclaman el cierre de las bases norteamericanas en diferentes países del Continente, incluyendo la de Guantánamo, en Cuba, y alertan ante las peligrosas consecuencias de la continuidad, en diferentes países del hemisferio, de políticas neoliberales, especialmente en Brasil, en Argentina y en México.

Denuncian la ausencia total de autoridad moral por parte del gobierno de Estados Unidos, que ha financiado, ejecutado, incentivado y tolera en su territorio la organización de actos terroristas contra Cuba y protagoniza, tal como su aliado, Israel, acciones de terrorismo de estado, para enarbolarse en juez y elaborar listas de países y organizaciones supuestamente terroristas, en los cuales incluyen movimientos revolucionarios de liberación , como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC-EP, cuyos dirigentes tienen la cabeza a precio, mientras que los autores de monstruosos actos terroristas se pasean tranquilamente por las calles de Miami.

Reclaman el fin del bloqueo impuesto a Cuba, ahora reforzado, y de las leyes piratas que buscan asfixiar y destruir su Revolución y saludan al pueblo cubano como ejemplo heróico y victorioso de Resistencia al imperialismo.

Saludan calurosamente el pueblo de Venezuela y el Presidente Hugo Chavez Frias, líder de la Revolución Bolivariana, por la victoria lograda contra la reacción oligárquica y el imperialismo en el referendo revocatorio, acontecimiento de gran significado para toda América Latina y la Humanidad progresista.

Recuerdan el ejemplo de la lucha revolucionaria de los pueblos de las antiguas colonias portuguesas, cuyo combate contribuyó decisivamente para el fin del apartheid y la independencia de Namibia y de África del Sur.

Señalan el significado histórico de la Revolución Portuguesa de Abril de 74 y la importancia fundamental que en ella ha desempeñado la unidad del pueblo y de las Fuerzas Armadas hacia a una democracia avanzada, y recuerdan que ha sido la ruptura de esa unidad lo que ha permitido la retoma del poder por la derecha y el proceso de recuperación capitalista.

Constatan que la compulsión del capitalismo por el “crecimiento económico” exige colosales flujos de materiales y de energía que conducen ya sea a la dilapidación de recursos naturales finitos (como el petróleo y gas natural), ya sea al uso de recursos renovables más allá de su capacidad de regeneración (como el suelo, agua y pesca), y ha sobrecargado el ambiente con residuos y productos contaminantes, hechos que degradan las condiciones de habitabilidad de la Tierra y socavan la disponibilidad de recursos para las generaciones venideras.

Advierten que la crisis energética asume enorme gravedad. La humanidad ha ya consumido la mitad del petróleo existente. En el 2008, según algunos expertos, la demanda va a exceder la oferta. El actual ritmo de consumo – 82 millones de barriles por día – va a sobrepasar la capacidad de producción, que comienza a declinar. Es indispensable y urgente encontrar alternativas energéticas que hagan uso de soluciones en la esfera de la organización de la producción y consumo social.

Proclaman la convicción de que el marxismo sigue ocupando un lugar central entre las referencias teóricas utilizadas no solamente por los comunistas sino también por los progresistas del mundo. La reapropiación y el refuerzo del marxismo, de su metodología y de sus conceptos (a adaptar a la realidad del mundo contemporáneo), de su esencia revolucionaria, sigue siendo una necesidad absoluta en la lucha ideológica actual. Contra el sistema totalitario de desinformación, de alienación y de manipulación de las masas por los media dominantes, la publicidad y el “pensamiento único”, el marxismo como forma de pensar la critica y la transformación del mundo, ni dogmático ni domesticado, permanece como el arma intelectual más preciosa en las manos de los trabajadores y de los pueblos que resisten. Renunciar a él equivaldría a desistir de la lucha por el socialismo.

Llaman a los pueblos a participar más activamente en las luchas por la paz y contra la estrategia de dominación imperial de un sistema de poder que asume, cada vez más, contornos neofascistas en sus agresiones contra países del Tercer Mundo y en el saqueo de sus recursos naturales. Solamente la globalización de esas luchas, prioritaria en el combate al imperialismo, puede detener los peligros que amenazan a la humanidad.

Expresan, finalmente, la convicción de que el socialismo es la única alternativa a un sistema capitalista que, al entrar en su fase senil, ha optado por una estrategia irracional de agresividad desesperada que amenaza con conducir la humanidad a la barbarie o, lo que es lo mismo, a la extinción.

– Saludan con alegria la intensificación de las luchas de los trabajadores de los paises de la Union Europea en defensa de sus históricas conquistas sociales, ahora amenazadas por las politicas neoliberales, y señalan la importancia y significado de la actual ascensión de la lucha de masas en casi todos los países de América Latina, subrayando que el refuerzo de la solidaridad internacionalista entre los explotados de todo el mundo es indispensable a la globalización del combate contra el capitalismo y el imperialismo.

Serpa, 25 de septiembre de 2004

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *