Jesús Albarracín, militante comunista (1943-2001)

Necrológica

“La humanidad esta más allá de la economía política, la inhumanidad esta en ella”
Marx, Manuscritos de 1844

Conocí a Jesús Albarracín en noviembre de 1973 o 1974, ya no me acuerdo bien del año. Habíamos ido entrando en pequeños grupos de 3 o 4 personas a un consultorio médico en la Plaza de Lavapies, donde íbamos a celebrar una Conferencia de la LCR de Madrid. En el hall nos daban unas capuchas antes de entrar a la sala principal y así, como si fuéramos todos penitentes de una extraña orden mendicante, empezamos aquella reunión en la que Jesus, con una voz a la que pondría cara unos años más tarde, le llevó la contraria en todo, con una seguridad que nos dejo a todos desconcertados,  al camarada del Buró Político que hizó el informe sobre la situación política y económica de aquellos últimos años del franquismo.

Y es que Jesús tenía unas cualidades innatas para llevar la contraria.

Cualidades que, como si fuera un deportista, cultivó hasta ser un incansable nadador contracorriente para llegar a la orilla que el más ansiaba: la liberación de la clase obrera, y con ella de toda la humanidad, de la explotación capitalista.

En esta época puede parecer una ingenuidad, desde luego, pero Jesús no era un ingenuo, sabía de lo que hablaba.

Doctor en Ciencias Económicas, Profesor de Estructura y Teoría Económica en la Universidad Complutense desde 1967, más tarde de la Carlos III, Economista del Servicio de Estudios del Banco de España, autor de trabajos como “La funcion de inversión bajo una tecnología putty-clay: un intento de estimación para la economía española” (1978), “La tendencia básica de la población, el empleo y el paro en el periódo 1964 a 1980” (1982), “La onda larga del capitalismo español” (1987), “La economía de mercado” (1991) y de cientos de artículos en revistas especializadas, el se definia en dos palabras: militante comunista.

Hubiera tenido seguramente una brillante carrera como alto funcionario al servicio de los Gobiernos socialdemócratas de turno, si no hubiera  asesorado a los sindicatos CC OO y UGT en su contra; de burócrata sindical, si no se hubiera situado en la izquierda sindical como uno de sus dirigentes, denunciando cada una de las concesiones al capital que él llamaba “traiciones”; de asesor en el Banco de España, si no se hubiera empeñado en construir una célula comunista en su seno; de profesor universitario, si no hubiera convocado tantas huelgas y hubiera enseñado tanto marxismo.

Y en los sitios en los que quemó sus energías y su vida, en una carrera conducida con igual razón que pasión, en la LCR, en la IV Internacional, en los Críticos de CC OO, en IU… el calificativo de “brillante” suena simplemente a ridículo, porque Jesús era imprescindible, con todas sus virtudes y con todos sus defectos.

Jesús fue desde su fundación miembro del Comité Editorial de Viento Sur, contribuyendo con sus artículos a mantener el análisis marxista en una epoca de retroceso político y organizativo del movimiento obrero y sus organizaciones en la que el problema de ¿qué hacer? se hizo cada vez más angustioso. Su carta de dimisión del Comité Editorial, en el número 30 de diciembre de 1996, en la que expresaba las razones de su divergencia con lo que creía la linea mayoritaria de Viento Sur, fue uno de los documentos que más nos ha entristecido tener que publicar.

Jesus se enfrentó a su larga y terrible enfermedad como un obstáculo más en su lucha como militante. Consiguió derrotarla un par de veces y al final, cuando ya supo que no era posible,  esperó la muerte escribiendo un último balance y perspectivas de estos años de lucha, para que otros la siguieran donde él la dejaba,  con la confianza de ser un eslabón más de la cadena que acabará por estrangular al capitalismo.

G. Búster

El Ultimo Adiós

Unas trescientas personas le acompañamos en la despedida. Entre ellas se encontraban sus camaradas de Quadernos Internacionales Pedro Montes, Diosdado Toledano, Carmen San José, Jose Manuel Mendez, Antonio Flores; de la plataforma de izquierda en IU, Angeles Maestro, Susana Lopez, etc.; diversos dirigentes de IU, Alcaraz, etc.; antiguos camaradas de la ex-LCR; del Espacio Alternativo, Jaime Pastor, Manolo Garí; del sector critico de CCOO, Marcelino Camacho, Agustin Moreno, Salce Elvira, Paco San Frutos; de CCOO, Rodolfo Benito sec. de Madrid, el ex secretario confederal, Antonio Gutierrez; de UGT, el dirigente histórico Nicolás Redondo, Zufiaur; de la dirección del PCE Paco Frutos y Victor Díaz  Cardiel; economistas amigos como Francisco Martin Seco; numerosos compañeros/as del Banco de España, el anterior gobernador de dicho Banco sr. Rojo; y por supuesto sus hijos, familiares y amigos/as.

Pedro Montes, amigo, compañero y camarada, juntos desde su epoca de estudiantes hasta este momento de inevitable separación le dió el último adios.

Diosdado Toledano

Despedida de Jesús Albarracín

Hace muy poco tiempo, desgraciadamente, nos juntamos aquí, en este mismo lugar,  muchos compañeros, viejos y nuevos, para decirle el último adiós a una entrañable luchadora. De las palabras que en su despedida se dijeron ningunas parecieron más certeras que aquellas de que pertenecía a la categoría de los imprescindibles. Otro tanto, con las mismas sobradas razones,  puede afirmarse de ti, Jesús:  en la lucha por la liberación de todos los oprimidos y explotados, en la voluntad por poner un poco de razón en este mundo,  dejas un  hueco ciertamente difícil de cubrir.

En honor a tu memoria procuraremos hacerlo. Trataremos de seguir portando la antorcha   que sostuviste durante tu larga y entregada militancia de comunista, sin desmayo nunca, pero, sabemos, que  por mucha que sea nuestra voluntad, por mucho que sea nuestro empeño, siempre te echaremos de menos cuando miremos a quienes nos acompañan por nuestro flanco izquierdo, donde siempre, hasta ahora, te hallábamos en primera fila.

No es fácil encontrar, en estos tiempos tan adversos para el avance de las ideas de progreso y el socialismo, personas como tu, Jesús, que hayan  mantenido tan  inquebrantablemente su ideología y hayan actuado con tu entereza. Como comunista, como internacionalista, como sindicalista, como persona ligada al movimiento obrero, dejas una hoja de servicios tan ejemplar como intachable.

Jamás  diste la espalda a los compromisos, las tareas y la acción que la militancia exigía. Ni dejaste de comportaste como lo hicieron  siempre los mejores hombres y mujeres de la  izquierda: entregando a la causa del socialismo todas tus energías vitales e intelectuales, que, en tu caso, fueron muchas.

Como luchador comunista te recordaremos siempre. Toda tu aparente dureza e intransigencia fue un dique que intentaste levantar para impedir que la izquierda, propensa en estos tiempos de debilidad y confusión a dejarse invadir, a dejarse arrastrar al campo del adversario, a asumir sus valores y reproducir sus argumentos, se deslizara sin freno ni resistencia alguna.

Para evitar, en la medida de tus fuerzas, que cundiera el desánimo y para infundir confianza de que el futuro puede ser nuestro.

La firmeza que siempre mantuviste y la crudeza, es decir, la  clarividencia con la que siempre interpretaste las naturaleza de los conflictos, entendiendo las razones materiales que subyacen en la confrontación de las clases, representaron una  aportación inestimable para amplios sectores de la izquierda, a los que ayudaste a no perder el norte ideológico y, sobre todo, a conservar la esperanza.

Por lo demás, aparte del ejemplo de tu vida, nos has dejado un legado escrito fecundo, acervo ya del pensamiento progresista. Tus últimos esfuerzos por explicar lo que le ha ocurrido a  la izquierda serán una referencia obligada para corregir muchas de las carencias que nos han conducido a la actual situación.

Tu coherencia ideológica, tu sólida formación  teórica, tu comprensión del marxismo, tu  experiencia profesional  te permitieron abordar los objetivos y las tareas políticas con análisis y propuestas  tan imaginativos como bien fundamentados, lo cual dio a tu pensamiento un valor inestimable, en la media en que se basaba en un sólido conocimiento de la realidad impregnado de ideología.

No había utopía en tus propuestas, entendida ésta como objetivos en el presente inalcanzables, como cuando defendías la reducción de la jornada laboral, las pensiones o los salarios o, en otro plano,  la concepción del socialismo, sino realidades al alcance de la mano. Al alcance de  una izquierda que recupere la memoria histórica y sus  convicciones para seguir mereciendo tal nombre.

Recogemos, con mucha tristeza, pero animados por tu ejemplo, el testigo que hoy  nos entregas.

En estas palabras Albarra  de despedida no quisiera hacer ninguna referencia a tus rasgos personales y humanos, tan dignos de mención como saben todos los que tuvieron la suerte de tratarte y conocerte. De ese modo,  cada uno de los que hoy  aquí te despide podrá evocarte como mejor le permitan sus recuerdos. Solo resaltar, ante todos vosotros,  que el fiero comunista, el intransigente militante de la extrema izquierda, el temible polemista, era al mismo tiempo el más entrañable, el más generoso y  el mas noble de los compañeros.

Te recordaremos y te queremos siempre. Hasta luego, compañero del alma, compañero.

Al final de este adios, todos/as los presentes con el puño levantado cantamos la Internacional.

Bibliografia de Jesús Albarracín

La enumeración de los artículos y trabajos de Jesús Albarracín ocupa  numerosas páginas. Su amigo y estrecho colaborador Pedro Montes ha señalado para Espai Marx aquellos trabajos, artículos o libros que pueden tener un interés mayor desde un punto de vista teórico marxista o desde el punto de vista de una militancia de izquierdas. En el caso de querer ampliar información al respecto, escribid a nuestro web master.

Crisis económica, austeridad, rearme y peligo de guerra. Cuadernos de comunismo nº 8, 1982.

Es posible otra política de empleo. Economistas, diciembre 1984.

Constant return and uniform profit rate: two false assumtions. En Ricardo, Marx, Sraffa. Editores Ernest Mandel y Alan Freeman, Londres, 1984.

La onda larga del capitalismo español. Economistas Libros. Madrid, 1987.

El trabajo doméstico y la ley del valor. Inprecor nº 63. Setiembre de 1988

Solo una política de resistencia frenará las agresiones del capital. Acontecimientos. Organo del Instituto Emmanuel Mounier ,abril 1989.

La política capitalista del gobierno socialista. En Acerca de los problemas de la economía española. Comisiones Obreras, Madrid, octubre de 1989.

Mercado y plan en la crisis del socialismo real. Inprecor nº 79, octubre de 1990.

La inestabilidad económica del nuevo orden internacional. Gaceta Sindical nº 96, junio de 1991

La economia de mercado. Editorial Trotta, Madrid, 1991.

La extracción del excedente y el proceso de acumulación. En Miren Etxezarreta ( ed.) La reestructuración del capitalismo en España, 1970-1990. Editorial FUHEM, Madrid, 1991.

El Plan de competitividad: más delo mismo. Informe presentado a las direcciones de CCOO y UGT. Ponencia en el seminario celebrado por esos dos sindicatos con ocasión de las negociaciones del Pacto Social de Progreso, 1991. Junto con Pedro Montes.

El marxismo: una poderosa herramienta para cambiar el mundo. LAB: marxosmo y cuestión nacional vasca. Seminario celebrado en Bilbao en setiembre de 1991. Publicado con los materiales de trabajo de dicho seminario.

El estado de la crisis y los interrogantes de la salida. Ponencia presentada a las III Jornadas de Economía crítica . barcelona, noviembre de 1991. Publicadas versiones en Viento Sur nº 2, marzo-abril 1992 ( castellano); Inprecor nº 20 ( Edición América Latina); Inprecor nº 346 ( edición francesa); International viewpoint nº 223 ( edición inglesa). Junto con Pedro Montes.

Los acuerdos de Maastricht y el plan de Convergencia. Informe presentado a las direcciones confederales de CCOO y UGT. Ponencia para el seminario de la Fundación de Investigaciones Marxistas sobre “La izquierda ante Maastricht”. Publicado en Nuestra Bandera, julio de 1992. Junto con Pedro Montes.

El sueño liberal engendra monstruos. La Europa de Maastricht y la convergencia española. Documento elaborado para la Izquierda Sindical de CCOO. Informe para la reunión de economistas de Amsterdem de octubre de 1992 ( sólo la parte internacional). Ponencia para las Jornadas sobre Maastrcht de Izquierda Unida, en setiembre de 1992. Ponencia para las jornadas celebradas por CGT, en setiembre de 1992. Junto con Pedro Montes.

Ideología errores y malas intenciones. En Varios autores, La larga noche neoliberal, ISE/Icaria, Madrid 1993. Publicadas en Inprecor e Inprecor para América Latina, 1993. CCOO Granada y CCOO Valencia. Ponencia para el Forum sobre neoliberalismo: balance y perspectivas, organizado por el Instituto Sindical de Estudios, de UGT, en mayo de 1993.

Crisis, ajuste y pacto social. Informe para los sindicatos, julio de 1993. . Junto con Pedro Montes.

©EspaiMarx 2002

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *