Esto no es la Sexta Extinción. Es el Primer Exterminio

Justin McBrien

Del “apocalipsis de los insectos” a la “aniquilación biológica” del 60 por ciento de todos los animales salvajes en los últimos 50 años, la vida está cruzando a toda marcha todos los límites planetarios que podrían evitar que experimentase de nuevo una “Gran Mortandad”.

Pero las atrocidades que se están desarrollando en el Amazonas, y por toda la Tierra, no tienen un análogo geológico: llamarlo la “sexta extinción” es hacer que lo que es una erradicación activa, organizada, suene como una especie de accidente pasivo. Esto no es un asteroide o una erupción volcánica o una lenta acumulación de oxígeno en la atmósfera debida a la fotosíntesis de cianobacterias.
Estamos en medio del Primer Exterminio, el proceso mediante el cual el capital ha empujado a la Tierra al borde del Necroceno, la era de la nueva muerte necrótica.

Leer más

En el aniversario de Fukushima

Como recordatorio de lo que nos jugamos con accidentes como el ocurrido en Fukushima en 2011 queremos invitaros a recuperar dos obras que tenemos alojadas en nuestra biblioteca virtual, Els Arbres de Fahrenheit. Se trata de ¿Nucleares? No gracias y ¿Por qué Chernobil no fue la última advertencia?, dos recopilaciones de Salvador López Arnal en conversación con Eduard Rodríguez Farré con diversos artículos y fragmentos de obras anteriores, especialmente Casi todo lo que usted desea saber sobre los efectos de la energía nuclear en la salud y el medio ambiente, publicada por El Viejo Topo en 2008. Aunque alguno de los artículos es coyuntural, publicados en su mayoría en 2011 tras el accidente en Fukushima, creemos que estas obras siguen teniendo un gran interés y suponen un acercamiento muy útil a las diversas aristas de la cuestión nuclear.

Leer más

Entre la espada y el Green New Deal

Jasper Barnes

Desde el espacio, las minas de Bayan Obo, en China, de donde se extrae y donde se refina el setenta por ciento de los minerales raros de la tierra, parecen un cuadro. En el kilométrico diseño de cachemira de las balsas de estériles radiactivos se concentran los colores ocultos de la tierra: los tonos aguamarina de origen mineral y los ocres que un pintor utilizaría para agasajar a los gobernantes de un imperio en declive.

Para cumplir con las exigencias del Green New Deal, que propone convertir Estados Unidos en una potencia de las energías renovables y sin emisión alguna para el año 2030, en la corteza terrestre van a excavarse muchas minas como esta. Ello se debe a que casi todas las fuentes de energía renovable dependen de minerales que son no renovables y a menudo difíciles de conseguir. Los paneles solares usan indio, las turbinas usan neodimio, las baterías usan litio y todos ellos requieren de miles de toneladas de acero, estaño, plata y cobre. Las cadenas de suministro necesarias para proveer a las tecnologías de energías renovables van dando saltos por la tabla periódica y por el mapamundi como en la rayuela. Para fabricar un panel solar de alta capacidad se necesitan cobre (número atómico 29) de Chile, indio (49) de Australia, galio (31) de China y selenio (34) de Alemania. Muchos de los aerogeneradores de accionamiento directo más eficientes requieren de un kilo de neodimio, un metal perteneciente a las tierras raras, y cada modelo de Tesla contiene unos setenta kilogramos de litio.

Leer más

Entrevista a Héctor Tejero y Emilio Santiago: “El Green New Deal tiene que contribuir a la consolidación de un horizonte posneoliberal”

Roc Solà

¿Qué es el Green New Deal?

Héctor Tejero: El Green New Deal son dos cosas: por un lado, es una propuesta de medidas para una transición ecológica socialmente justa, que frenaría las peores tendencias del capitalismo a nivel social y ecológico y, por otro lado, es un artefacto discursivo, un artefacto político que te permite armar nuevas mayorías en torno a la cuestión climática. Es algo que mira más allá de la situación actual, pero tiene un pie dentro, y eso permite nuevas mayorías políticas, no necesariamente verdes, pero sí de cara a conquistar posiciones de poder institucionales para llevar a cabo la primera parte.

Leer más

India no se está ‘autodestruyendo’, está siendo destruida sistemáticamente

Sajai Jose

India está sentada sobre varias bombas de tiempo. Siendo el cambio climático, los medio ambientes tóxicos, las aspiraciones crecientes, el crecimiento del desempleo, las infraestructuras en derrumbe y, por supuesto, la contaminación, solo unas cuantas muestras. Los actuales modelos de consumo social y de crecimiento son simplemente insostenibles. Lo que es más importante, no solamente están interrelacionados entre sí todos estos problemas sino que, en la mayor parte de los casos, han llegado a un punto muerto en el que ningún componente individual puede ser solucionado aisladamente sin impactar en aquellos afectados por otros problemas.

Leer más

Estado global de la agroecología

Michel P. Pimbert

 

Durante la última década, la agroecología se ha desplazado rápidamente desde los márgenes y ha ocupado el escenario central en las discusiones globales sobre medio ambiente y desarrollo. Instituciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura [FAO por sus siglas en inglés] cada vez defienden más que la agroecología puede ayudar significativamente a aliviar el hambre y la pobreza así como a contribuir a cubrir otros objetivos de desarrollo sostenible. En este contexto, se resumen la historia y prácticas de la agroecología y algunos de los retos ecológicos, sociales, económicos y políticos para la transformación a la agroecología y la soberanía alimentaria que han sido identificados.

 

Leer más

Karl Marx y la explotación de la naturaleza

John Bellamy Foster

Para algunos, la crisis ecológica invalidaría los análisis de Karl Marx, culpable de haber obviado la cuestión medioambiental. El productivismo desenfrenado de los regímenes que se identifican con este ha parecido reforzar esta crítica. Otros, como el intelectual estadounidense John Bellamy Foster, sugieren, por el contrario, que el socialismo y el ecologismo constituyen, en la obra de Marx, las dos caras de una misma moneda.

Leer más

Eppur peak oil

Antonio Turiel

 

¿Qué ha pasado? ¿Dónde está esa crisis que se anunciaba? ¿Dónde está el peak oil? ¿Se confirman las mejores previsiones de los analistas que nos decían que los peakoilers éramos unos alarmistas y que no había ningún problema? ¿Ha encontrado la tecnología sustitutos adecuados para que la economía pueda ser creciendo? ¿Se ha impuesto el ingenio humano al pesimismo ontológico de algunos? Contrariamente a lo que les gusta pregonar a los celotes del capital, el peak oil está más vivo que nunca.

 

Leer más

Hacer frente al futuro del desarrollo en La India

Ashish Kothari, Aseem Shrivastava

La reciente avalancha de protestas campesinas a lo largo toda la India señala claramente el injusto sinsentido y la completa inviabilidad de la vía de desarrollo que ha adoptado el país, especialmente en la era de la reforma a partir de finales de los 80. Las protestas no son solo una reclamación de dignidad. De manera aún más trascendente, pone en cuestión la racionalidad paradigmática del modelo de desarrollo reinante.

 

Leer más

La crisis del Antropoceno

John Bellamy Foster

La rama de la ciencia que trata de estas interrelaciones es la ecología…. No podemos pensar solo en los organismos vivos, ni podemos pensar en el medio ambiente físico como una entidad separada. Los dos existen juntos, actuando uno sobre el otro para formar un complejo ecológico o ecosistema. Lo que está fuera de cuestión es que el capitalismo es un sistema dedicado sobre todo a la acumulación de capital. Como señaló Marx, el capitalista solo conoce ‘Vamos, vamos’ (Crece, crece), esto es, D-M-D’… D-M-D” … D-M-D”’ ad infinitum. En estos intentos cada vez más irracionales para expandirse, el capital (el capitalista, las corporaciones) convierte en mercancía todo lo que existe, poniendo en peligro a la humanidad y a todo el planeta. En menos de una generación bajo el business as usual este proceso nos arrojará por el precipicio climático. Solo hay una conclusión posible: ¡Cambio de sistema, no cambio climático!

Leer más